Compartir
Publicidad

Los astronautas del futuro deberían modificar su ADN para sobrevivir

Los astronautas del futuro deberían modificar su ADN para sobrevivir
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cada vez son más los visionarios, tecno-optimistas y millonarios que aspiran a enviar colonias de astronautas a otros planetas, como Marte.

Sin embargo, una gesta como ésa probablemente será imposible si antes no concebimos astronautas que tengan su ADN alterado.

El ADN astronauta

Christopher Mason, miembro del Departamento de Fisiología y Biofísica de la Weill Cornell Medicine, ha manifestado un plan, en Plan 500 años, en el que la modificación genética resulta crucial a la hora de sacar a los humanos de la Tierra.

No sabemos si es un leve empujón a la expresión de genes existentes, o un cromosoma completamente nuevo, o finalmente una completa reescritura del código genético.

Mason señala que hay una o dos décadas de trabajo para averiguar qué efecto tiene el viaje espacial en los genes, y cuáles podrían estar bien cambiar para sobrevivir.

Saturn 341379 960 720

Su laboratorio participa en el Estudio de Gemelos de la NASA, que está siguiendo los cambios fisiológicos que sufre un astronauta que fue enviado a la Estación Espacial Internacional durante un año mientras su hermano gemelo se quedaba en la Tierra.

Esto es lo más cerca que hemos llegado sobre la comprensión de cómo el espacio afecta a nuestros genes. Pero el laboratorio de Mason continúa trabajando paralelamente, tratando de crear células humanas que resistan la radiación (el espacio está lleno de rayos y partículas que dañan el ADN).

Mason dice que recientemente presentó una propuesta a la NASA para enviar las células modificadas a la Estación Espacial.

La edición de genes, especialmente con una tecnología llamada CRISPR, de repente hizo posible cambiar fácilmente los genes en un embrión humano. Por primera vez, nos enfrentamos a la posibilidad real de concebir personas genéticamente modificadas. Mason piensa que los viajes espaciales ofrecerán un segundo argumento muy poderoso a favor de modificar genéticamente a las personas.

La moral de la transgenia

Esta idea es perturbadora porque abre la puerta hacia la eugenesia o la mejora genética de personas sobre el resto de la población. Sin embargo, la NASA ya está haciendo eso en cierto modo cuando selecciona exclusivamente a astronautas por sus rasgos físicos e intelectuales. Tal vez lo que sucede en la película Gattaca sea inevitable.

Cuando un astronauta usa un traje espacial para estar allá arriba, en el fondo lo que está haciendo es ponerse en otro cuerpo, o aislar su cuerpo con una tecnología que mejora y permite sobrevivir al cuerpo natural.

Es decir, que si ya estamos seleccionando a personas en función de su dotación genética y también los estamos mejorando con trajes espaciales, ¿acaso no resulta mucho más lógico intervenir directamente en su genoma?

Son reflexiones que resultan perentorias en un contexto en el que, cada vez más, nos estamos planteando empezar a abandonar nuestro planeta.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio