Publicidad

Llenando una piscina olímpica con el agua que expulsa un cometa

Llenando una piscina olímpica con el agua que expulsa un cometa
Sin comentarios

Publicidad

La nave espacial Rosetta de la Agencia Espacial Europea (ESA) se acerca al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. El instrumento MIRO, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA, está diseñado para ayudar a determinar la abundancia de cada uno de los ingredientes del cometa Rosetta: agua, monóxido de carbono, el metanol y el amoníaco. Se trata de una combinación de espectrómetro y radiómetro para medir la temperatura y detectar los materiales y las sustancias químicas que se encuentren tanto en la superficie del cometa con en la coma que genere.

El cometa (y con él la nave) hará su máxima aproximación al Sol en agosto de 2015, entre las órbitas de la Tierra y Marte. En la actualidad, la nave está a 72.000 km de su destino. Pero, a medida que transcurre el tiempo, el cometa está cada vez más cerca de nuestro sol, y en consecuencia empieza a perder masa. Según Sam Gulkis, investigador principal del instrumento en el Laboratorio de Propulsión a Chorro (JPL) de la NASA: "Siempre supimos que veríamos desgasificación de vapor de agua del cometa, pero nos ha sorprendido lo temprano que lo hemos detectado".

A este ritmo, el cometa podría llenar una piscina olímpica en unos 100 días. Cuando se acerque al Sol, la tasa de producción de gas se incrementará significativamente. Con Rosetta, tenemos una ventaja increíble para observar estos cambios de cerca y aprender más sobre por qué suceden exactamente.

Actualmente, el cometa expulsa al espacio el equivalente dos vasos de agua por segundo. Una vez que Rosetta esté más cerca del cometa, la salida de los gases puede alterar la trayectoria de la nave, pero su objetivo será entonces analizar cómo libera los diferentes gases a fin de conocer un poco más de nuestro universo: los cometas reflejan la forma en que era primitivamente nuestro sistema solar, y han sufrido muy pocas modificaciones desde hace más de 4000 millones de años.

Por ello el nombre de Rosetta resulta tan significativo: al igual que la Piedra de Rosetta sirvió para desvelar los misterios de la escritura jeroglífica egipcia, se espera que la sonda Rosetta desvele muchos misterios del sistema solar.

Vía | ABC

Foto | ESA

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir