Compartir
Publicidad
Publicidad

Imprevisto efecto refrigerante en la atmósfera superior de Saturno

Imprevisto efecto refrigerante en la atmósfera superior de Saturno
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un simple cálculo nos da la temperatura esperada de la atmósfera superior de un planeta relaciona la cantidad de luz del sol absorbida por la energía perdida a la atmósfera más baja. Pero los valores calculados no coinciden con las oberservaciones reales de los gigantes gaseosos (Neptuno, Urano, Júpiter y Saturno): son constantemente mucho más cálidos. Un grupo de investigadores británicos de la University College London, con la colaboración de otros colegas de la Universidad de Boston, han descubierto que la temperatura más caliente prevista en la atmósfera superior de Saturno - y de otros planetas gigantes - no es consecuencia del mismo mecanismo que calienta la atmósfera alrededor de las luces norteñas de La Tierra. En un artículo de la revista Nature (a fecha de 25 de Enero) podemos encontrar un informe de los resultados de los investigadores, que elimina así una teoría que se sostenía desde hace mucho tiempo.
El profesor Alan Aylward, del UCL Department of Physics & Astronomy, y co-autor del estudio, explica: "La aurora ha sido estudiada durante cientos de años, y ahora nuestro descubrimiento nos lleva de nuevo a los primeros principios. Necesitamos volver a examinar nuestras suposiciones básicas sobre las atmósferas planetarias y las causas de sus efectos climáticos."

"Los estudios sobre lo que sucede en planetas como Saturno nos da una introducción de lo que ocurre en planetas más cercanos. Los planetas pueden perder sus atmósferas, como podemos ver en Marte. ¿Entendemos por qué ocurre esto? ¿Hay mecanismos que calientan el gas (causa para que se escapen) y todavía no lo entendemos? Estudiar que sucede en otras atmósferas puede llevarnos a descubrir de pistas acerca el futuro de La Tierra", dijo el profesor Aylward.

Vía | Physorg.com

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio