Compartir
Publicidad
Publicidad

En 9 años, tendremos muestras de las lunas de Marte gracias a Japón

En 9 años, tendremos muestras de las lunas de Marte gracias a Japón
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Phobos y Deimos, las lunas de Marte, pronto estarán entre nosotros, al menos en forma de fragmentos traídos en una ambiciosa misión de Agencia Japonesa de Exploración Aeroespacial, que planea enviar una nave espacial robótica para explorar sus superficies a lo largo de la década de 2020.

La misión se denomina MMX (Martian Moons Exploration).

Phobos y Deimos

El propósito de la MMX, según explica Masaki Fujimoto, profesor del Instituto de Ciencias Espaciales y Astronáuticas (ISAS) de JAXA y el jefe de equipo de la misión MMX:

MMX aterrizará en Phobos y adquirirá muestras de por lo menos 10 gramos de más de 2 cm por debajo de la superficie. El análisis de muestras devueltas a la Tierra aclarará la naturaleza del asteroide que condujo a la formación de la luna. Las observaciones de Deimos se limitarán a la proyección de imágenes, pero combinadas con los datos del terreno que se obtendrán para Phobos, deberíamos ser capaces de restringir su origen de manera sustancial.

Phobos Deimos 580x289

La sonda está programada para lanzarse en septiembre de 2024, aprovechando el hecho de que la Tierra y Marte estarán en el punto más cercano entre sí en sus órbitas en este momento. El segundo objetivo se centra en la caracterización de las condiciones en y alrededor de las lunas de Marte.

Los cuerpos sin aire como los asteroides están expuestos a procesos de meteorización espacial. En el caso de Phobos, un evento de impacto en la superficie libera muchas partículas de polvo. A diferencia de un asteroide en el espacio interplanetario, las partículas de polvo no se perderán simplemente, sino que girarán alrededor de Marte y regresarán y golpearán la superficie de Phobos. Esto se considera como la razón por la que Phobos tiene una capa de regolito muy gruesa. Conocer este proceso es conocer mejor los atributos de las muestras que lleguen a la Tierra.

La sonda llegará alrededor de Marte en 2025, llevará a cabo sus estudios por un período de tres años, y luego regresará a la Tierra en julio de 2029.

Para realizar toda esta misión, la sonda estará equipada con los siguientes instrumentos: un Espectrómetro de Neutrón y de Rayos Gamma (NGRS), un Espectrómetro Infrarojo cercano (NIRS), una Cámara Multicanal de Gran Angular (WAM), una Cámara Telescópica (TL), un Monitor de Polvo Circum-Marciano (CMDM), analizador de espectro de masas (MSA), y un instrumento de detección y medición de la luz (LIDAR).

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio