Compartir
Publicidad
Publicidad

El telescopio más grande del mundo

El telescopio más grande del mundo
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Si os apetece, en estos días de vacaciones, hacer un viaje diferente, no os podéis perder la isla de Ven (en danés Hven). Actualmente pertenece a Suecia, aunque durante buena parte de su historia fue danesa. Una isla que en apariencia nada tiene de importante. Sólo mide 4,5 kilómetros de largo por 2,6 kilómetros de ancho.

Lo que hace especial a Ven es otra cosa. Ven fue el lugar que acogió el observatorio de Uraniborg (en referencia a Urania, la musa de la astronomía), donde el astrónomo Tycho Brahe (1546-1601) registró con una precisión sin precedentes las posiciones de los planetas. Concretamente en el punto más alto de la isla, a 45 metros sobre el nivel del mar.

Uno de los instrumentos más destacados que se usaban en el Stjerneborg, concretamente en la cripta suroeste, era un gran cuadrante de 6 metros de radio, llamado Quadrans Magnus Chalibeus en el libro de Brahe Astronomiae Instauratae Mechanica, que medía las alturas del meridiano. También había otros instrumentos, como esferas armilares de 5,5 metros de diámetro o sextantes de casi 2 metros de radio.

Alguno de los instrumentos eran tan grandes que incluso permitían que en su interior se instalara un diván para que el observador pudiera acomodarse. Ninguno de estos instrumentos, sin embargo, fue óptico, pues el telescopio no se inventaría hasta después de su muerte, pero sí muy precisos para la época.

Sin embargo, si lo que queréis es contemplar el cielo con la máxima definición posible, empleando toda la tecnología actual para ello, entonces deberéis viajar a otra isla, en esta ocasión española: las Canarias. Es allí donde recientemente (julio de 2009) se inauguró el telescopio más grande y potente del mundo.

Está situado en el Observatorio del Roque de Los Muchachos, en la isla de La Palma, a una altura de 2.396 metros. Su espejo principal mide 10,4 metros de diámetro, con un poder de visión equivalente a 4 millones de pupilas humanas. El paraíso de los chafarderos. El material empleado en el espejo es el Zerodur, similar al de las vitrocerámicas, por su bajo coeficiente de dilatación en altas temperaturas.

Según astrónomos del GTC, el ‘Gran T Can’ será capaz de captar hasta una vela encendida en la Luna o una estrella como el Sol en otra Galaxia ya con este telescopio se podrá observar todo aquello que supere un mínimo nivel de fotones.

Es un proyecto valorado en 104 millones de euros (146 millones de dólares) , subvencionado en el 90% por España y el 10% restante con el apoyo de México y EEUU. Pero, sobre todo, es un proyecto que os permitirá hacer una vacaciones diferentes a dos islas muy especiales.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos