Publicidad

El curioso caso del planeta que seguía una órbita polar

El curioso caso del planeta que seguía una órbita polar
12 comentarios

Publicidad

Un grupo de astrónomos ha descubierto un planeta, dos veces más grande que Júpiter, que da vueltas a su estrella con una extraña órbita polar.

El descubrimiento, publicado en la revista Astrophysical Journal Letters, plantea nuevas preguntas acerca de cómo se forman los planetas y se mueven a través de su sistema solar.

Los planetas generalmente órbitan en el mismo plano y dirección que la rotación de su estrella madre, según comenta el autor principal del estudio Brett Addison de la University of New South Wales.

Una órbita polar es bastante inusual. Esto es algo que no puedes esperar de acuerdo a los modelos de formación planetaria

Se piensa que los planetas se forman en los discos protoplanetarios de polvo que giran alrededor de la línea ecuatorial de la estrella recién formada, y en la misma dirección que la rotación de la estrella.

En el caso de nuestro propio sistema solar, la alineación está dentro de los seis grados de la línea ecuatorial del Sol.

Sin embargo, la órbita polar fuera del centro del planeta WASP-79b está en un ángulo de aproximadamente 106 grados.

El planeta pertenece a un grupo de cuerpos celestes conocidos como "jupiteres calientes", grandes gigantes gaseosos que orbitan muy cerca de sus estrellas madre. WASP-79b tarda sólo tres días y medios en orbitar a su estrella.

Es una estrella bastante normal, a unos 700 años luz de distancia, un poco más grande que el Sol

Dice Addison.

De los 850 planetas extrasolares hasta ahora confirmados, se conocen menos de una docena con órbitas polares.

Esta inusual órbita fue detectada por Addison y su equipo de investigadores utilizando el Anglo-Australian Telescope. Con él, se pudieron medir los cambios en el espectro de la luz proveniente de la estrella cuando el planeta la cruzaba.

Vía | ABC Science

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir