Compartir
Publicidad
Publicidad

El agujero negro gigante de la Vía Láctea despertó de su letargo hace 300 años

El agujero negro gigante de la Vía Láctea despertó de su letargo hace 300 años
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un grupo de científicos japoneses, usando satélites para la detección de rayos-X, encontró que hace unos 300 años el agujero negro central de la Vía Láctea emanó una poderosa llamarada. Estos descubrimientos ayudan a explicar un misterio que duró varios años: por qué es tan tranquilo el agujero negro de la Vía Láctea; si bien posee 4 millones de veces la masa del Sol la radiación que emite es miles de millones de veces menor que la emitida por agujeros negros en otras galaxias.

"Nos preguntamos por qué el agujero negro de la Vía Láctea parece un gigante aletargado," dice Tatsuya Inui, líder del proyecto. "Sin embargo ahora nos damos cuenta de que fue bien más activo en el pasado. Quizás sea sólo un descanso luego de un gran arrebato." Las observaciones se efectuaron sobre una nube de gas que rodea al agujero negro a la que los rayos-X emanados desde el centro demoran 300 años en llegar; en particular se registró una intensa variación en el brillo de esa nube de gas a lo largo de 5 años. "Al observar cómo esta nube se iluminó y apagó a lo largo de 10 años podemos trazar la actividad del agujero negro hace 300 años," dijo Katsuji Koyama, uno de los miembros del equipo. "El agujero negro era un millón de veces más brillante hace tres siglos. Debe haber liberado una llamarada increíblemente potente."

Todavía no hay una explicación al por que de la variación de la actividad del agujero negro en el centro de la Vía Láctea. Koyama sostiene que una posibilidad sea que una supernova (uno de los estados que atraviesa una estrella antes de su extinción) haya sido fagocitada por el agujero negro, despertándolo de su letargo y por eso se vio un gran aumento en su actividad hace unos 300 años. Hace unos años se había detectado una gran emisión de Rayos-X desde el centro de la galaxia, hacía unos 50 años, sin embargo ese fenómeno fue 10 veces menos brillante que el de hace 300 años.

Más Información | Science Daily (en Inglés)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio