Compartir
Publicidad

Los dinosaurios también han ido al espacio: éste fue el primer fósil que lo consiguió

Los dinosaurios también han ido al espacio: éste fue el primer fósil que lo consiguió
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Un fragmento de hueso y cáscara de huevo de un nido de Maiasaura de Montana, Estados Unidos, se convirtió en el primer fósil de dinosaurio que alcanzó el espacio.

El fósil voló al espacio en el equipaje del astronauta Loren Acton durante la misión Spacelab 2 de julio de 1985.

Sin razón científica

¿Cuál fue la razón científica de aquel vuelo de dinosaurio? ¿Alguna clase de experimento con fósiles? ¿Demostrar alguna hipótesis? Nada de todo eso. La razón de llevar un fósil al espacio fue un simple capricho.

El Spacelab fue un laboratorio de microgravedad transportado por el transbordador espacial en sus misiones al espacio. El laboratorio principal, de forma cilíndrica, era llevado en la parte trasera de la bahía de carga del transbordador. Poseía un diámetro externo de 4.06 metros, y cada uno de sus segmentos una longitud de 2.7 metros. Se usaban dos segmentos la mayor parte del tiempo, resultando pues una longitud total de 5.4 metros.

El Maiasaura vivió en el área actualmente cubierta por el estado de Montana en el Período Cretácico Superior, hace unos 76,7 millones de años. Los primeros fósiles de Maiasaura fueron descubiertos en 1978.

Los dinosaurios no volvieron al espacio hasta 1998, cuando un cráneo de Coelophysis visitó la estación MIR.

a

Lo más parecido a un dinosaurio vivo que voló al espacio fueron dos tortugas de Horsfield que viajaron en una astroarca de Noé en miniatura lanzada por la Unión Soviética en 1968. Junto a gusanos, moscas y otros organismos a bordo de la sonda Zond 5, estos fueron los primeros animales en orbitar la Luna.

El 18 de septiembre, la nave espacial dio una vuelta alrededor de la Luna. La mayor aproximación a la superficie selenita fue de 1.950 kilómetros. A lo largo del vuelo fueron obtenidas fotografías de alta calidad de la Tierra a una distancia de 90.000 kilómetros. El 21 de septiembre de 1968, la cápsula de reentrada ingresó en la atmósfera terrestre, abriendo unos paracaídas a 7 kilómetros de altura. La cápsula cayó en el Océano Índico y fue recuperada en el mismo día.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio