Compartir
Publicidad

Lo más desagradable de vivir en el espacio son las pieles de tus pies

Lo más desagradable de vivir en el espacio son las pieles de tus pies
0 Comentarios
Publicidad

En las películas de ciencia ficción se han presentado algunas de las dificultades de vivir en el espacio, pero nunca con la suficiente verosimilitud como para mostrar uno detalle mínimo pero, al parecer, muy desagradable para los astronautas que habitan la Estación Espacial Internacional (ISS).

Ese detalle pasado por alto son las pieles que se despreden de los pies.

Pies desintegrados

En los primeros dos meses de vivir en la ISS, las plantas de los pies se desintegran porque los astronautas apenas las usan ni apoyan peso sobre ella, lo que se traduce en que se vuelvan más lisas y suaves, como las de un recién nacido. Es como hacerse una pedicura.

Sin embargo, todos los restos de piel dura y muerta que se acumulan en la planta de los pies empieza a desprenderse, como explica el astronauta Tim Peake en su libro Por qué el espacio huele a barbacoa:

Tras vivir en el espacio unas semanas, tienes que quitarte los calcetines con suma cautela, pues, de lo contrario, se produce una lluvia de escamas de piel en la cabina. Dado que en la microgravedad nada cae al suelo, esas pieles permanecen flotando hasta que la circulación del aire las conduce a uno de los filtros de aire retornado.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio