Compartir
Publicidad
Publicidad

Un Stonehenge alemán

Un Stonehenge alemán
Guardar
3 Comentarios
Publicidad

Un hito en la investigación arqueológica.

De esta forma han calificado unos científicos alemanes el descubrimiento del Goseck, el que parece ser el observatorio astronómico más antiguo del continente europeo, desbancando al Stonehenge.

Porque si el monumento inglés fue creado aproximadamente en el 3.100 A.C., este nuevo descubrimiento encontrado cerca del pueblo de Pömmelte-Zackmünde se construyó entorno al 5.000 A.C.

Según una comparación realizada con cerca de 200 montículos prehistóricos de toda Europa, este observatorio tiene diferencias significativas. En lugar de cuatro puertas situadas de forma circular, este observatorio tiene sólo tres. Además, es una formación inusual de anillos concéntricos hechos de empalizadas de madera de la altura de un hombre. Conforme nos vamos adentrando hacia el centro, el camino se vuelve más estrecho, lo que indica que sólo unas pocas personas podían entrar al círculo más interior.

Wolfhard Schlosser, experto de la Ruhr University Bochum, cree que las puertas meridionales marcan la salida y puesta de sol en los solsticios de invierno y de verano, lo que permitiría determinar con precisión el curso de nuestro astro. Schlosser piensa que este lugar fue construido para la observación de los fenómenos astronómicos, como son los movimientos de la luna, el sol y el resto de estrellas.

Aún así, también se piensa que el Goseck era utilizado para propósitos religiosos. Encontraron restos de huesos humanos marcados con algunos cortes que parecen indicar que el sacrificio humano podía haber sido practicado en aquel lugar.

Vía | Discovery Channel (en inglés)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio