¿Os gustaría contribuir al estudio de la Gripe?

Sigue a

gripe

Como bien sabemos, la gripe es una enfermedad infecciosa provocada por el virus del mismo nombre. La peculiaridad de esta enfermedad es la facilidad que tiene en transmitirse de persona en persona, por lo que provoca epidemias en determinadas épocas del año, como en la que estamos.

Una nueva iniciativa, llamada GripeNet, no brinda una oportunidad de mejorar el conocimiento científico sobre los mecanismos de propagación de la Gripe.

Se trata de una plataforma online en la que, desde hace sólo unos días, todos podemos poner nuestro granito de arena y sin movernos de casa.

En el proyecto puede participar cualquier persona dentro del territorio nacional. Únicamente os tenéis que registrar en la web (edad, localidad, hábitos, etc) e ir entregando un formulario de síntomas semanalmente y sólo durante la estación gripal.

Esta idea, implantada ya en otros países europeos, tiene una doble finalidad: por una parte, la información facilitada permite a los investigadores avanzar en el conocimiento de los mecanismos de propagación de las enfermedades infecciosas y, por otra, creará un instrumento de divulgación para aproximar la ciencia al ciudadano de a pie e involucrarlo directamente en un estudio científico a través de los datos recogidos.

Además, a diferencia del sistema tradicional de vigilancia epidemiológica, no es necesaria la intervención de los médicos para la recolección de datos, ya que se sacan directamente de la población afectada. Lo que convierte a este sistema en uno rápido y flexible.

Sé que muchos de vosotros estaríais dispuestos a unirse a esta iniciativa puesta en marcha por la Universidad de Zaragoza en colaboración con la Fundación Ibercivis, de la que forma parte el Consejo Superior de Investigaciones Científicas.

Desde aquí os animo a participar. Pensad que no sólo ayudáis a prevenir epidemias, sino también a minimizar sus efectos en la población y, lo que pienso que es más importante, mejorar la respuesta del sistema sanitario ante la enfermedad.

Vía | CSIC

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

3 comentarios