El problema de encontrar un sitio cómodo en un mapa desplegable

Síguenos

Gracias a la ciencia de la cartografía se empezaron a usar brújulas y teodolitos para medir ángulos, yendo más allá de los sentidos humanos. Pero en el siglo II, a pesar de que el astrónomo y geógrafo Ptolomeo ya había realizado cálculos cartográficos muy precisos, la mayoría de los mapas medievales siguieron basándose en referencias bíblicas. Hoy en día hemos mejorado bastante en la precisión de los mapas, aunque todavía reflejan poco la realidad, sobre todo si nos referimos a los mapas del mundo: ni África tiene el tamaño que aparece en un mapamundi, ni tampoco Europa está en el centro, como podéis leer en Mercator, Atlas, ‘El ala oeste de la casa blanca’ y por qué los mapas del mundo no muestran de verdad cómo es el mundo.

De hecho, es imposible confeccionar un mapamundi perfecto porque la superficie de una esfera (la Tierra lo es) no puede extenderse en un plano manteniendo todas sus características métricas (distancias, ángulos, áreas…).

Con los mapas sobre lugares más localizados también hay aparejados otros problemas. Por ejemplo, con los mapas desplegables: con frecuencia, el lugar al que queremos ir se encuentra en un extremo, en una zona incómoda si estamos con el mapa desplegado sobre las piernas o en el salpicadero del coche.

Según explica Robert Matthews en su libro ¿Por qué la araña no se queda pegada a la tela?, el fenómeno tiene mucho sentido si lo contemplamos desde la perspectiva de la geometría básica. Si dibujamos un mapa cuadrado, la región perimetral engloba un 36 % del área total. Es decir, que si buscamos un punto en el mapa, el que sea, existe más de una entre tres probabilidades de que esté en ese perímetro, en la zona más incómoda del mapa.

Con los mapas de carretera el problema todavía es más grave, porque poseen partes incómodas a cada lado del pliegue medio, así que existe casi un 50 % de probabilidades de que determinada ubicación esté en una parte incómoda de la página.

Por ese motivo, la Ordnance Survey, la agencia británica de cartografía, introdujo una solución en el año 2002, el OS Select: un servicio de selección para obtener mapas a medida con su centro en cualquier sitio de Inglaterra.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios