Compartir
Publicidad

Salen imitadores muy buenos del grafeno

Salen imitadores muy buenos del grafeno
Guardar
10 Comentarios
Publicidad

Un equipo formado, en parte, por el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) ha conseguido fabricar un material que imita propiedades del grafeno.

El trabajo, que aparece publicado en el último número de la revista Nature, abre la vía para sintetizar a gran escala materiales con propiedades cualitativamente similares al grafeno y disponer de nuevos dispositivos a medida.

Los electrones del grafeno se comportan como partículas elementales de masa cero, es decir, se mueven a velocidades cercanas a la de la luz. Además, las deformaciones de la red cristalina producen efectos similares a los de un campo magnético, pero mucho mayor que los que se pueden obtener en un laboratorio en la Tierra

Destaca Francisco Guinea, partícipe en el estudio e investigador en el Instituto de Ciencias de Materiales de Madrid (CSIC) y Premio Nacional de Investigación 2011 en Ciencias Físicas.

Estas particularidades se han conseguido al colocar, en las posiciones adecuadas, moléculas de óxido de carbono sobre una superficie de cobre. Los científicos lograron situar estas moléculas con la ayuda de un microscopio de barrido electrónico.

Como era de esperar, la disposición de los electrones de la superficie de cobre se vio modificada por las moléculas, obteniendo unas propiedades parecidas a las del grafeno.

Según el investigador del CSIC, el método de fabricación descrito en este trabajo supone un avance en la obtención de materiales con propiedades similares al grafeno, pero amplificadas o modificadas.

Nuestro método nos ha permitido conseguir todo tipo de deformaciones y campos pseudomagnéticos. Además, hemos logrado un grado de control de estas propiedades que en el grafeno es muy difícil obtener

Agrega Guinea.

La fabricación y la posterior caracterización del nuevo material se han realizado en la Universidad de Stanford, en California (EEUU), mientras que los resultados han sido comparados con modelos teóricos desarrollados en el Instituto de Ciencia de Materiales de Madrid (CSIC).

Vía | CSIC

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad