6 falsos mitos sobre ahorrar energía en casa

Sigue a Xatakaciencia

standby.jpg

Un estudio de principios de año realizado entre el IDAE (el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía) y Eurostat refleja que los hogares españoles consumen el 17% de toda la energía final y el 25% de la electricidad, con un gasto medio anual por hogar que alcanza los 990 euros.

Así que vamos a derribar algunos falsos mitos para ahorrar un poco de energía en casa.

1. Fregar los platos a mano consume menos que con lavavajillas

Son 30 litros de agua diarios se ahorran, de promedio, con el lavavajillas, según un informe del Canal de Isabel II y BSH Electrodomésticos España. Asimismo, consumen un 10% menos de energía. Además, los platos quedan más limpios.

Según un estudio de la Universidad de Bonn, la cantidad de agua que consume un lavavajillas clase “A” es de unos 15 litros por lavado, frente a los 119 litros del lavado a mano para la misma cantidad de vajilla.

2. Apagar la calefacción consume más energía que mantenerla encendida a temperatura constante

Si bien volver a encender la calefacción supone un pico de gasto, a la larga, el ahorro se nota. Además, es recomendable regular el termostato a 20º, puesto que aumentarlo un solo grado supone un 7% más de gasto de energía.

Según un estudio de la Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza, si se limita la temperatura a 16ºC entre las diez de la noche y las seis de la mañana, se puede recortar en torno a un 13% el consumo anual de combustible, con respecto a lo que ocurriría si se mantiene una temperatura constante de 20ºC. Con el apagado el ahorro es aún mayor.

3. El modo standby de los electrodomésticos apenas consume

El standby representa cerca del 5% del consumo de los hogares.

Dejar los aparatos eléctricos apagados en modo espera supone un gasto de 231 kWh al año, prácticamente lo mismo que el consumo medio anual del lavavajillas (246 kWh) y mucho más que el del ordenador (172 kWh), según datos del último estudio de IDEA en colaboración con Eurostat.

4. Por su pequeña superficie, la pérdida de calor por las ventanas apenas se nota en la factura

Entre el 25 y el 30% de la energía en calefacción gastada en los hogares sirve para cubrir esas pérdidas de calor por las rendijas de las ventanas. Según un informe de la Universidad de Zaragoza, los sistemas de doble cristal o de doble ventana pueden reducir hasta en un 50% la pérdida de calor con respecto a los cristales sencillos..

5. Mantener los fluorescentes encendidos consume menos energía que si se encienden y apagan cada vez

Este falso mito es similar al que ya hemos explicado sobre apagar y encender la calefacción. Hay muchas formas de ahorrar en iluminación: bombillas de bajo consumo, apagar los fluorescentes cuando no los necesitemos… eso sí, si se encienden y se apagan constantemente su vida puede acortarse. No así las lámparas de Led, que permiten los encendidos y apagados sin avería.

En iluminación incandescente, el tiempo máximo de ausencia que no compensaría el apagado y encendido posterior se reduce a tan sólo 0,3 segundos.

6. Las cocinas eléctricas gastan menos energía que las de gas

Las vitrocerámicas gastan cuatro veces más que las cocinas de gas. IDAE recomienda, en caso de disponer de una cocina eléctrica, utilizar baterías de cocina, sartenes y cazos con fondo grueso difusor. Así, se logra una temperatura más homogénea en todo el recipiente.

Vía | Consumer

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

43 comentarios