Compartir
Publicidad

La supercomputadora que intentó dirigir la economía de Chile

La supercomputadora que intentó dirigir la economía de Chile
Guardar
8 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En tiempos tan luctuosos respecto a la economía mundial, uno busca un poco de esperanza en la mirada de los expertos. Al no hallarla, entonces persigue algún tipo de inteligencia todavía más desarrollada. ¿Qué tal un ordenador? Es lo que intentó el gobierno del presidente de Chile, Salvador Allende, allá por 1971.

Entonces se desarrolló el innovador sistema cibernético de gestión y transferencia de información llamado CYBERSYN, sinergia cibernética. Tras casi dos años de labor y avances técnicos, el proyecto de gobierno cibernético fue aprobado por el Presidente para ser implementado en el Palacio de La Moneda.

El proyecto era uno de los primeros en su género. Consistía en una red de télex en distintas fábricas a lo largo de Chile. Con todo, las aplicaciones de transferencia todavía dependían de arcaicos sistemas de procesamiento de información. Cyberstryde fue el nombre del software diseñado para el proyecto, y su fundón era procesar la información que llegaba desde las empresas para transformarla en variables predefinidas y generar informes casi en tiempo real.

Para identificar las variaciones que se reflejaban cada día se empleaba estadística bayesiana, en particular el modelo de Harrison-Stevens.

Para funcionar, CyberSyn usaba un superordenador llamado Burroughs 3500, junto con la red de télex, que era asistida por el teórico de la informática Stafford Beer, una personalidad exuberante que simpatizaba con el socialismo y estaba entusiasmado con el proyecto.

Las operadoras introducían la información en Burroughs 3500 de tal forma que Allende pudiera contar a las 5.00 h de la tarde con un informe que le permitiera tomar las decisiones pertinentes.

Tal y como explica el economista Tim Harford en su libro Adáptate:

El Burroughs 3500 era una máquina impresionante para lo que entonces se estilaba, que no era mucho. Mi padre trabajó para Burroughs en aquellos tiempos y me cuenta que había unidades centrales del tamaño de lavadoras, con ocho discos alineados de unos cuantos megabytes en total, menos de lo que tiene un simple teléfono móvil en la actualidad. Manejar un ordenador era una buena forma de hacer ejercicio porque había que trasladar grandes unidades de disco y bobinas de cinta de un lado para otro.

Debido al golpe militar del 11 de septiembre de 1973, sin embargo, Cybersyn nunca pudo ser aplicado convenientemente. Además, la economía chilena se desmoronó debido al caos provocado por el ambicioso programa de nacionalizaciones, el descontento de los trabajadores y la hostilidad económica declarada y encubierta de Estados Unidos. Allende murió en el golpe de Estado del general Pinochet, y Stafford Beer tuvo la suerte de encontrarse en Londres el día del golpe.

El 3500 acabó sus días como controlador de las máquinas clasificadoras de cheques.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad