Compartir
Publicidad

Vesta nos muestra sus secretos más húmedos

Vesta nos muestra sus secretos más húmedos
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los astrónomos dicen de estar sorprendidos al descubrir que la superficie del asteroide Vesta está cubierto de hidrógeno.

Los resultados, publicados en dos artículos en la revista Science, esbozan una nueva imagen de la distribución de agua a través del sistema solar primitivo.

El inesperado descubrimiento fue hecho por la nave espacial Dawn de la NASA, diseñada para estudiar a Vesta y Ceres, los dos cuerpos más masivos del cinturón de asteroides entre Marte y Júpiter.

El autor principal de un artículo, el Dr. Thomas Prettyman del Instituto de Ciencia Planetaria en Tucson (Arizona), dice que los hallazgos indican que Vesta fue bombardeada por un tipo de meteoritos llamados Condritas carbonáceas.

Estos meteoritos, los más antiguos conocidos, son ricos en agua, lo que explica la forma más viable de la existencia de hidrógeno en el asteroide.

El hidrógeno se encuentra en algunas de las superficies más antiguas asteroides. Las regiones más pequeñas, como la cuenca Rheasilvia, tenían las concentraciones más bajas, lo que indica que había sido enterrado o arrastrado por el impacto que formó la cuenca

Comenta Prettyman.

El hidrógeno fue descubierto mientras Prettyman y sus colegas estaban reuniendo datos sobre otra clase de meteorito vinculados a Vesta, conocido como meteoritos HED (Howardite, Eucrite y Diogenite)

Nuestras mediciones confirmaron la relación entre Vesta y los meteoritos HED, que se cree que dieron origen al asteroide. Los eucritos habrían fluido hacia fuera sobre la superficie de Vesta, los diogenitos habrían estado en la corteza inferior y los howarditos formaban parte de la suciedad de la superficie y las rocas fundidas, siendo expulsados por los continuos impactos de otros meteoritos

Dice Prettyman.

Esto significa que los estudios de laboratorio de estos meteoritos nos dan un cuadro completo de cómo Vesta fue evolucionado a través de la diferenciación para formar un núcleo, manto y corteza.

El otro documento en Science reporta el descubrimiento de depresiones irregulares en el alrededor de cráteres de Vesta, también vinculados al descubrimiento de hidrógeno.

Los científicos pudieron observar el terreno en imágenes de alta resolución tomadas por Dawn. Creen que este terreno inusual fue causado por minerales hidratados que vaporiza inmediatamente en la superficie después del impacto de un meteoro.

Nuevamente, las Condritas carbonáceas pueden ser la fuente de estos minerales hidratados. Según Prettyman los resultados son una gran noticia.

Dawn comenzó su odisea de 5 mil millones kilometros en 27 de septiembre 2007 para llegar a Vesta en julio de 2011. Después de salir de Vesta a principios de este mes, es hora de viajar hacia Ceres, un viaje de dos años y medio, ¿nos esperará algo interesante en dicho planeta enano?

Vía | ABC Science

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad