Compartir
Publicidad

¿Sería posible atravesar el planeta Júpiter con una nave espacial?

¿Sería posible atravesar el planeta Júpiter con una nave espacial?
Guardar
14 Comentarios
Publicidad

Júpiter es imponente, tanto por sus colores marrones como por su tamaño: es el mayor cuerpo celeste del Sistema Solar, con una masa casi dos veces y media la de los demás planetas juntos (con una masa 318 veces mayor que la de la Tierra y 3 veces mayor que la de Saturno).

Sin embargo, Júpiter no deja de ser una bola de gas, formado principalmente por hidrógeno y helio, carente de una superficie interior definida. Así pues, ¿uno podría atravesar el planeta como una nave espacial como si estuviera atravesando una nube de humo?

Lo cierto es que no. El cúmulo de nubes rojas ocultan un denso núcleo rocoso unas 20 veces más macizo que la Tierra. Con todo, atravesar las nubes de gas no sería tan fácil como parece. Gracias a la sonda Galileo, que se sumergió en 1995 nada menos que 161 km en la atmósfera joviana (y finalmente se desintegró), sabemos que para atravesar Júpiter deberíamos atravesar los cinturones de radiación del planeta, que dislocarían los instrumentos de la nave, y cuya formación más importante se sitúa a 321.869 km del planeta.

A continuación habría que enfrentarse a vientos de unos 370 km/h, con ráfagas de hasta 650 km/h. En la atmósfera externa, las temperaturas medias rondan los 152 ºC, y los astrónomos sospechan que pueden alcanzar los 27.760 ºC cerca del núcleo.

Tal y como explica Bjorn Carey en ¿Sabías qué...? :

A 14.484 km de profundidad, emparedado entre la atmósfera y el incandescente núcleo rocoso, el interior de Júpiter consiste básicamente en hidrógeno metálico en estado líquido. Se trata de un fluido altamente conductor que solo puede existir bajo condiciones como las del planeta, con una presión de casi 3 millones de kilogramos por centímetro cuadrado.

Como véis, viajar por estos lares es un tanto peliagudo. Sin embargo, si queréis experimentar la sensación de hacerlo, un poco de forma imaginativa tal y como os propuse pasear por la Luna, entonces os recomiendo la lectura de una excelente novela de ciencia ficción hard titulada El refugio, de Juan Miguel Aguilera y Javier Redal. En ella se describe en varias páginas cómo una nave empieza a penetrar en las profundidades de la nube de gas de Júpiter, hasta toparse con sus habitantes: una suerte de ballenas adaptadas que nadan en la atmósfera. La descripción suscita el sentimiento de maravilla.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad