Publicidad
Publicidad

RSS sangre fría

Sangre fría, sangre caliente (I)

12 Comentarios
Sangre fría, sangre caliente (I)

Aún recuerdo el día que estrenaron Jurassic Park. Qué gran película.

Y de todas las escenas, recuerdo especialmente aquella donde veían por primera vez a distintas familias de dinosaurios alrededor de un lago, refrescándose y bebiendo.

Uno de los paleontólogos, recuperándose tras la primera impresión, decía mientras observaba a un inmenso braquiosaurio:

"Hay que descartar la teoría de la sangre fría, estábamos equivocados, ¡es una criatura de sangre caliente!"

Lógicamente, yo no presté la menor atención al comentario, ya que estaba entretenido viendo el gigantesco animal que salía en pantalla. Pero al ver la película por cuarta o quinta vez, la pregunta era obligada: ¿Qué es un animal de sangre fría?

Si nos dejáramos llevar por la lógica relación nombre-adjetivo, pensaríamos en animales que tienen una temperatura sanguínea alta o baja. Pero no van por ahí los tiros.

Siempre se ha dicho que un animal de sangre caliente es aquél que mantiene su temperatura corporal relativamente constante por mucho que varíe la temperatura ambiente.

Leer más »
Publicidad
Inicio