Publicidad
Publicidad

RSS innato

Algunos ejemplos curiosos de patrones de conducta enlatados

17 Comentarios
Algunos ejemplos curiosos de patrones de conducta enlatados

Todos somos un poco robots, por mucho que intentemos diferenciarnos de ellos. Todos albergamos un buen número de características innatas, que vienen de serie, y que configuran gran parte de lo que somos y lo que pensamos.

Tal vez en los animales sea más evidente. Como los cachorros de perro labrador, que son capaces de localizar la mirada de su amo.

Los caballos pueden controlar su musculatura los suficiente para andar decentemente al cabo de pocos minutos de haber nacido.

Leer más »

Un bebé nace perfectamente predispuesto para ser como esperamos

6 Comentarios
Un bebé nace perfectamente predispuesto para ser como esperamos

La cultura popular ha difundido la idea de que nacemos en blanco, que somos como la arcilla fresca, que se nos puede moldear así o asá, que la responsabilidad en la educación de un niño reside exclusivamente en los padres o en sus educadores.

Pero lo cierto es que nacemos con muchas características que vienen de fábrica.

Por ejemplo, un bebé recién nacido puede distinguir de manera innata entre ruido y tono. A los 4 meses, el niño prefiere tonos armoniosos, y a veces reacciona a las notas discordantes con una expresión facial de disgusto.

Un recién nacido también responderá idénticamente ante un ruido fuerte e inesperado. Es lo que se denomina reflejo de Moro: si está tendido de espaldas, extenderá los brazos hacia delante, luego emitirá un grito y después se relajará gradualmente. A las 4 o 6 semanas, este reflejo es sustituido por la respuesta de sobresalto, también universal: los ojos se cierran, la boca se abre, la cabeza cae, los hombros y brazos se hunden, las rodillas se doblan ligeramente. Es decir, el cuerpo se sitúa como si fuera a recibir un golpe.

Leer más »
Publicidad
Publicidad
Inicio