Publicidad

RSS analógico

Una wikipedia analógica para los que no tienen acceso a Internet ¿es posible?

2 Comentarios
Una wikipedia analógica para los que no tienen acceso a Internet ¿es posible?

Wikipedia solo tiene sentido si se publica en Internet. No sólo por su flexibilidad, sino por las hechuras casi borgeanas de la enciclopedia. Solo la versión inglesa de Wikipedia recibe aproximadamente 100 ediciones por minuto.

Si bien muchas ediciones no llegan a la extensión de una página, y otras comprenden varias, establezcamos que cada edición produce una media de una página. Si una impresora de inyección a tinta de gama media puede producir 15 páginas por minuto, bastan 6 impresoras funcionando ininterrumpidamente para convertir lo digital en algo físico.

Todo ello solo para disponer de Wikipedia en inglés. Sólo en papel, si cada hoja cuesta un céntimo, estaríamos gastando mil euros al día. Una cifra irrisoria si la comparamos con el gasto en tinta.

Leer más »

¿Cómo era la ‘blogosfera’ en el siglo XVIII si ni siquiera existía Internet?

7 Comentarios
¿Cómo era la ‘blogosfera’ en el siglo XVIII si ni siquiera existía Internet?

Como ya empezamos a intuir en Tecnologías que generaron tanto entusiasmo como el que hoy genera Internet, Internet no es algo tan nuevo y revolucionario como creemos, al menos a nivel conceptual. Hasta el punto de que podríamos afirmar que en los siglos XVII y XVIII empezó a nacer una dinámica blogosfera, la República de las Letras.

En aquella época, por primera vez, si aparecía un libro interesante, enseguida se vendía hasta su último ejemplar. Y entonces no tardaba en reimprimirse y en traducirse a varios idiomas, lo que llevaba aparejado que cientos de personas generaran comentarios en panfletos, correspondencia y libros adicionales, tal y como sucede hoy en día en un blog.

¿Y el correo electrónico? Obviamente no existía la inmediatez actual, pero pensadores como Locke o Newton se enviaron decenas de miles de cartas. Voltaire escribió nada menos que 18.000 cartas. Todo iba más lento, pero había gente que se comunicaba en la distancia de una forma que recuerda poderosamente al correo electrónico, a Twitter o a los comentarios de los blogs.

Leer más »
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos