Sigue a

Mucho se ha hablado del aceite de argán, el jugo milagroso del suroeste marroquí llamado “oro líquido” por sus virtudes cosméticas y que cuesta casi su peso en oro. Pero basta conocer de cerca el proceso de fabricación para entender por qué vale lo que se paga por él.

Vía | EFE

Deja un comentario

Ordenar por:

0 comentario