Compartir
Publicidad

Si comes queso antes de irte a dormir, tendrás dulces sueños

Si comes queso antes de irte a dormir, tendrás dulces sueños
Guardar
6 Comentarios
Publicidad

Últimamente, cuando me meto en la cama, me gusta ver un capítulo de las aventuras de Wallace y Gromit. Son historias tan relajantes (en la mayoría tan solo se pronuncian unas pocas palabras) que no tardo en conciliar el sueño. Uno de los personajes, Wallace, es adicto al queso. Hasta el punto de que decide construirse un cohete para viajar a la Luna: todo el mundo sabe que la Luna está hecha de queso.

Tanto queso, finalmente, ha conseguido que yo también empiece a comerlo con más asiduidad. Incluso poco antes de irme a la cama. Y entonces me he topado con el siguiente estudio de 2005 que sugiere que, si comes queso antes de irte a la cama, habrá más posibilidades de dormir plácidamente.

El estudio fue llevado a cabo por la Asociación Quesera Británica, en su intento de desterrar el mito de que el queso, poco antes de irse a dormir, provoca pesadillas. Participaron 200 voluntarios, y el 75 % de ellos declararon haber dormido sin problemas después de haber consumido 20 gramos de queso antes de ir a dormir. El queso Red Leicester demostró ser el más efectivo en ese sentido, con un 83% de participantes.

No tuvieron pesadillas, aunque la mayoría admitió que podía recordar su sueño.

Según concluyeron en el estudio, el queso contiene niveles elevados de triptófano, un aminoácido precursor de la serotonina, así que es muy probable que contribuya a reducir el estrés y facilitar un sueño tranquilo.

Wallace y Gromit y un poco de queso, ¿qué puede haber mejor para conciliar el sueño? Al menos, seguro que es mejor que contar ovejas, como ya os expliqué aquí.

Vía | DailyMail

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad