El color rojizo de las nubes al atardecer

Sigue a Xatakaciencia

Nubes rojas


Más de una vez me han preguntado por qué al atardecer, vemos las nubes de color rojo. ¿Acaso cambian su color a lo largo del día? Veámos cuál es la explicación de este fenómeno.

Primero debemos entender que el ojo humano es capaz de ver los objetos cuando un rayo de luz incide en la retina. No obstante, esta luz no procede directamente del objeto en sí, sino de una fuente que refleja su luz en él. Es decir, cuando iluminamos con una linterna un objeto, lo que nosotros observamos es el rayo de luz que nace en linterna y que se refleja en el objeto para llegar a nuestro ojo.

Seguramente más de una vez hayáis escuchado la expresión: “vemos el cielo azul por los océanos”. Debo deciros que esa afirmación es falsa. La luz que procede del sol es lo que se conoce como luz blanca, es decir, no es de un color concreto sino de la composición de todos los colores que forman el arcoíris. Seguramente habréis experimentado la descomposición de la luz solar en varios colores utilizando un prisma o en su defecto un bolígrafo BIC.

Entonces, si la luz solar está compuesta por todos los colores, ¿por qué vemos el cielo azul? Al atravesar la atmósfera, los rayos de luz chocan con las moléculas de nitrógeno (el gas más abundante) y aunque éste dispersa la luz en todas las direcciones por igual, no lo hace del mismo modo con todos los colores, sino que tiene predilección por las tonalidades azules.
Rayos de sol
¿Qué ocurre entonces con las nubes? ¿Por qué al atardecer las vemos de color rojizo? Cuando el sol se pone por el horizonte, los rayos que atraviesan la atmósfera colisionan con las moléculas de nitrógeno. La luz de color azul se dispersa en todas las direcciones por igual y es la luz que nos llega a nosotros en la superficie. El resto de componentes, es decir la luz “menos azul”, continúan su camino e inciden en las nubes, iluminándolas por su parte inferior.

Al incidir estos rayos de luz en las nubes, la luz se refleja hacia la superficie terrestre y al atravesar de nuevo la atmósfera continúa perdiendo sus componente cercanas al azul. Cuánto más bajo esté el sol en el horizonte, más atmósfera atravesará en su recorrido y más se potenciará este fenómeno. De esta forma, conforme va atardeciendo, las nubes pasan de un color amarillo suave hasta un rojo intenso.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

11 comentarios