Esperando la gota de brea... desde hace casi 100 años: ¿este año podremos verla al fin?

Sigue a Xatakaciencia

El experimento de la gota de brea (“The pitch drop experiment”) se ha convertido, por una serie de casualidades, en el experimento más largo de la historia, pues lleva en marcha desde 1927.

Fue entonces cuando Thomas Parnell ,de la Universidad de Queensland en Australia, trató de demostrar que existen sustancias que parecen sólidas pero que en realidad son extremadamente viscosas.

Para demostrarlo, el experimento que diseñó era fabulosamente sencillo: simplemente empleó un embudo especial y brea. Espero tres años a que se asentara en el fondo, cortó la parte inferior del embudo y observó y observó hasta que cayera la primera gota.

A temperatura ambiente, este hidrocarburo parece un sólido, pero en realidad es un líquido 100.000 millones de veces más viscoso que el agua. Tanto es así, que la primera gota de brea no cayó hasta 1938. El problema, sin embargo, es que no se vio caer la gota.

Y así ha sido los años siguientes (aproximadamente cada 10 años, cae una gota): por uno u otro motivo, nunca se consigue contemplar el momento. Como ese juego en el que picas de cara a la pared y, cuando te giras, todo el mundo se detiene en un escorzo: hasta que no vuelves a picar en la pared, no se mueven.

En 2008 ya fue el acabose. Se instaló una cámara web, pero al caer la última gota, en 2009, la cámara no funcionaba correctamente.

Se espera que la próxima gota caiga este año, en 2013, así que, si os apetece contemplar día y noche el embudo, a fin de pillar por fin a la esquiva gota, aquí tenéis la webcam. El experimento se halla en exhibición pública en el segundo piso del Edificio Parnell de la escuela de matemática y física del campus de la Universidad de Queensland.

En Octubre del 2005, John Mainstone y Thomas Parnell fueron galardonados con el premio Ig Nobel de física, una parodia del Premio Nobel, por el experimento.

Vía | poquiblog

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

12 comentarios