Típica excusa para no presentarse a un examen: mi abuela se ha muerto

Síguenos

La semana anterior a los exámenes finales y a la entrega de los trabajos, es habitual que se produzca un incremento de muertes entre los parientes de los estudiantes. Casi siempre el pariente muerto es la abuela.

Pero ¿existe alguna causa para que haya más abuelitas muertas antes de los exámenes o sencillamente es una excusa (y la abuela muere más de una vez)?

Mike Adams, profesor de biología de la Universidad Estatal de Eastern Connecticut, llevó a cabo una investigación al respecto, poniendo de manifiesto que las abuelas son 10 veces más susceptibles de morirse antes de un examen parcial, y 19 veces más antes de un examen final. Los malos alumnos tienen un probabilidad 50 veces mayor de perder su abuela que los buenos alumnos.

Como veis, algo huele a podrido en Dinamarca, tal y como señala Dan Ariely en su libro ¿Por qué mentimos?:

Es posible que al final del semestre los estudiantes estén tan cansados de estudiar y de abarcar tanto, que pierdan parte de su moralidad y, en el proceso, muestren también cierta indiferencia hacia la vida de la abuela. Si la concentración necesaria para recordar un número largo puede inducir a la gente a competir por un trozo de pastel de chocolate, cabe perfectamente imaginar que los meses de material acumulado de diversas asignaturas puedan conducirles a fingir la muerte de su abuela para relajar la presión (que no se entienda esto como una excusa para mentir a los profesores).

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios