Compartir
Publicidad

Cosas que no sabías sobre el sexo y el emparejamiento humanos (I)

Cosas que no sabías sobre el sexo y el emparejamiento humanos (I)
Guardar
13 Comentarios
Publicidad

-El matrimonio tiene su propia teoría matemática, desarrollada por David Gale, de la Universidad de California, en Berkeley. Publicó su algoritmo sobre las asignaciones de centros educativos y la estabilidad de una pareja en la revista American Mathematical Monthly.

-Sobre la infidelidad, uno de los trabajos más importantes por su tamaño muestral ha sido el de Bente Traen y Hein Stigum, realizado en Noruega entre los años 1987 y 1992. En cada una de las repeticiones del estudio, se tomó una muestra de 10.000 noruegos de entre 18 y 60 años, que debían responder a un cuestionario por correo.

Tal y como explica Fernando Blasco en El periodista matemático:

Por ejemplo, destacaban que la probabilidad de mantenimiento de relaciones paralelas aumentaba de acuerdo con el número de parejas que se habían tenido con anterioridad a la actual, además de constatar algo (lógico, por otra parte): de los encuestados que no estaban satisfechos con su frecuencia en las relaciones con su pareja permanente, un nada despreciable 22 % mantenía relaciones paralelas, frente a un tampoco pequeño 12 % entre los satisfecho. Por cierto, para hombres y mujeres con educación superior, los números eran similares.

-David Martin publicó en la revista Journal of Sex Research, por allá el 1970, una fórmula que cuantificaba la frecuencia de relaciones sexuales. Tal fórmula, traducida, postulaba que, durante el primer año, se mantienen más relaciones que durante el conjunto de todos los años siguientes. Los estudios sobre la frecuencia coital en el matrimonio de Guillermina Jasso también sugieren que el sexo desciende con el transcurrir del tiempo.

-Sheri Meland y Jeremy Freese, de la Universidad de Wisconsin, afirman que los gustos de los hombres hacia un canon de mujer varía con el tiempo de manera medible. Para demostrarlo, compilaron las medidas de la playmate de las páginas centrales de Playboy (al parecer, sus medidas aparecen referidas siempre), junto con las ganadoras en el concurso Miss América, hallando distribuciones distintas tanto a lo largo del tiempo como entre las seleccionadas en cada uno de los certámenes.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad