Compartir
Publicidad

5 consejos rápidos para una primera cita (si quieres ligar)

5 consejos rápidos para una primera cita (si quieres ligar)
Guardar
21 Comentarios
Publicidad

1. El reflejo de la fama

Diversos estudios sugieren que las mujeres consideran más atractivo a un hombre si otras mujeres aprecian o disfrutan estando con ese hombre. Eso también ocurre en una simple fotografía, como ya os expliqué en Somos más atractivos si alguien dice que somos atractivos.

Es decir, que en teoría, si una cómplice os acompaña a una primera cita y se ríe abiertamente de vuestras ocurrencias, causaréis una mejor impresión inicial.

2. Discrepa y después da la razón

Elogiar y asentir continuamente no siempre es la mejor estrategia para caer en gracia al sexo contrario. Si quieres causar verdadero interés, tienes que suponer cierto desafío. Es mejor hacerse el duro en los primeros minutos de la cita, incluso discrepando de lo que te digan, para luego mostrarte directamente encantador.

3. Habla de cosas que los dos odiéis

Según un estudio titulado “Química interpersonal a través de la negatividad: compartir las actitudes negativas de los demás hace que surjan vínculos comunes”, es más fácil sentirse cómplice si se habla de las cosas que nos disgustan a ambos y no de las que nos gustan.

4. Finge una sonrisa auténtica

Sonreír en el mundo de la seducción no es tan fácil como extender la comisura de los labios. También hay que conseguir que se arrugue el rabillo del ojo. Y tal y como añade Richard Wiseman en su libro 59 segundos:

las sonrisas que tardan más en extenderse al resto de la cara (más de medio segundo) se consideran muy atractivas, sobre todo cuando se acompañan de una ligera inclinación de cabeza hacia la pareja.

5. No exageres al hablar de tus parejas previas, pero tampoco escatimes

Según el estudio realizado por Doug Kendrick, de la Arizona State University, es igualmente ineficaz mostrarse altanero respecto al número y calidad de tus conquistas anteriores como mostrarse muy humilde. La cuestión es mostrar cierto equilibro entre ambos extremos: definirte como exigente (eres selectivo y no has tenido muchas parejas) pero también experimentado (has tenido unas cuantas parejas).

Eso también es aplicable para el sexo femenino, como ya os expliqué en Curso acelerado para ligar. Lección 1: hazte la dura, pero también la fácil.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad