Compartir
Publicidad

Internet como forma de acelerar la extinción de especies animales

Internet como forma de acelerar la extinción de especies animales
Guardar
16 Comentarios
Publicidad

Internet es un asombroso sistema de comunicación cuyas ventajas aún resultan incalculables para la especie humana. Sin embargo, del mismo modo que un cuchillo facilita la actividad gastronómica pero también la de un psychokiller, Internet tiene una cara no tan positiva.

Una de ellas implica a un ámbito tan aparentemente alejado de los unos y ceros como la extinción de las especies animales.

Y es que, según un informe de 2010 de la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies en Vías de Extinción, una organización intergubernamental internacional, Internet ha generado un mercado nuevo de compraventa de especies en peligro de extinción, lo cual permite a compradores y vendedores encontrarse con más facilidad y comercial así con mayor eficacia.

Tal y como señala Evgeny Morozov en El desengaño de Internet:

El tritón de Káiser, que sólo se encuentra en Irán, puede que sea la primera víctima real de la revolución Twitter. Según informes del Independent, más de diez empresas están vendiendo por Internet especímenes capturados. No es sorprendente que la población de tritones se haya reducido un 80 por ciento sólo entre 2001 y 2005.
Otro mercado extraoficial que Internet ha auspiciado es el tráfico de órganos. Individuos desesperados de países en vías de desarrollo están puenteando a los intermediarios y ofrecen directamente sus órganos a quienes estén dispuestos a pagar. Los indonesios, por ejemplo, utilizan un sitio web llamado iklanoke.com, una alternativa local a Craiglist, cuyos post no suele controlar la policía.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad