Compartir
Publicidad

El Gran Cañón no es tan grande

El Gran Cañón no es tan grande
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En 1903, Theodore Roosevelt decía a los ciudadanos estadounidenses que si tenían que ver una sola maravilla de la naturaleza en sus vidas, debían visitar el Gran Cañón del Colorado en Arizona.

Como si de papel de lija se tratara, el río Colorado ha tallado una visión única en la geología de los últimos dos millones de años, pero a pesar de que la mayoría de la gente piense en él como el cañón más grande del mundo, no lo es. Cierto es que es grandioso, de gran belleza e incluso que tiene una estupenda imagen de tres dimensiones, pero no es el más grande del mundo.

El Valle de Capertree en Australia es más amplio que el Cañón americano. No es tan espectacular y, debido a la antigüedad de Australia, tampoco es tan profundo. Se sitúa a unos 135 kilometros al noroeste de Sydney, entre Lithgow y Mudgee.

Sin embargo, el cañón más profundo de la Tierra es el Gran Cañón de Yarlung, en la esquina sur-este del Tíbet.

Para una mejor comparación, el Gran Cañón tiene 446 kilómetros de largo y se hunde más de 1,6 kilómetros por debajo de su borde hasta el lecho del río. Teniendo, en su parte más ancha, unos 19 kilómetros de diámetro.

Ahora la pregunta de cómo comparar un monumento paisajístico erosionado con otro, ¿comparando la longitud o la profundidad?

El Gran Cañón del Yarlung Zangbo gana en ambos casos. Es un poco más largo (496 kilómetros) y tiene 5,3 kilómetros desde el borde hasta el lecho del río; 3,7 kilómetros más que el Gran Cañón.

El cañón asiático fue tallado por uno de los ríos más caudalosos de todo Asia, el Brahmaputra. A lo largo de su 2.900 kilómetros de longitud tiene multitud de nombres: el Yarlung Tsangpo / Zangbo (en el Tíbet), el Siang (en Arunachal Pradesh, India) y así sucesivamente. Con el tiempo, se encuentra con el Ganges, y juntos forman el delta más grande del mundo en la bahía de Bengala en Bangladesh. En la temporada de lluvias lleva cerca de 14.200 m3 de agua cada segundo.

El Brahmaputra nace en el extremo oeste del Tíbet, en la Cordillera de Kailash. A continuación, fluye principalmente hacia el este cerca de 1.100 kilómetros, permaneciendo un poco al norte de la cordillera del Himalaya. En el extremo oriental del Tíbet realiza un extraño giro de 260 grados. Aquí, en la gran curva del río Yarlung Tsampo, se dobla primero hacia el norte, pasando entre dos picos (a sólo 20 km de distancia) de las montañas Gyala Peri y Namcha Barwa (de más de siete kilómetros sobre el nivel del mar cada uno), luego hacia el este y luego al sur.

Esta es la ubicación del cañón más profundo del mundo. Al igual que el río que la atraviesa, el cañón lleva varios nombres: el Gran Cañón del Yarlung, el desfiladero de Namcha Barwa, el Cañón del Yarlung Tsangpo, la Garganta de Tsangpo, etc.

Hay una caída muy pronunciada de más de cinco kilómetros desde la cima de Gyala Peri hasta el río. Las paredes del cañón son tres veces más pronunciada que el Gran Cañón, mientras que la inclinación del río es ocho veces mayor que el Río Colorado.

En 1994, el Comité de Geográfico de América, al saber de su existencia, nombró a este accidente geográfico como “El Más Grandioso Cañón de la Tierra“, arrebatándole el honor al Gran Cañón de Arizona.

Vía | ABC Science

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad