El "supergen" que decide entre "Poli" o "Monarquía"

Sigue a Xatakaciencia

hormiguitas

La compleja estructura social de la hormiga roja de fuego (Solenopsis invicta), un insecto de propagación invasiva y con una de las mordeduras más dolorosas, es posible gracias a una fusión de ADN conocido como un “supergen”.

La investigación, liderada por la Universidad de Londres, ha publicado los hallazgos en la revista Nature.

Se trata del primer estudio en relacionar supergenes con el comportamiento animal, que según han informado los investigadores, podría encontrarse un efecto similar en otras especies.

Originaria de América del Sur, la hormiga roja de fuego se organiza en dos tipos distintos de estructura social: uno con una única reina por colonia y el otro con cientos de ellas.

A pesar de que son de la misma especie, las hormigas obreras de uno u otro clan están preparadas“diseñadas” para matar a las reinas del grupo contrario.

Los dos grupos también difieren fisiológicamente: uno produce reinas de gran tamaño, que acumulan una gran cantidad de grasa, y con la capacidad de volar lejos para formar nuevas colonias. Mientras que el otro grupo las produce más pequeñas y fijas a su colonia, donde permanecen con las obreras y las otras reinas.

Los científicos habían identificado previamente una variación genética entre los dos grupos, pero no fue suficiente para explicar cómo el cambio de un único gen podría producir tantas diferencias sociales y fisiológicas.

Especulamos con la posibilidad de que podría ser un “supergen”, y ahora lo hemos confirmado

Dice Andrew Bourke, biólogo de la Universidad de East Anglia.

Hay otros casos conocidos donde los supergenes afectan a rasgos complejos. Pero este es el primer caso donde se muestra una supergénica para respaldar un comportamiento social complejo en animales

El “supergen” no es otra cosa que una agrupación de genes vecinos en un cromosoma que, de alguna manera, se fusionan y más tarde se transmiten sin cambios generación tras generación.

En este caso, el equipo encontró dos variantes de un “supergen” en un par de cromosomas de hormigas, que comprende más de 600 genes o casi el 60 por ciento de los cromosomas.

Esta es la primera descripción de un cromosoma social, sin embargo, es probable que este tipo de supergenes que afectan a la organización social también existan en otros insectos sociales

En cuanto a lo que se refiere a los seres humanos, no hay evidencia hasta ahora de la existencia de “supergenes” en nuestra organización social, según Bourke.

La hormiga roja de fuego se ha convertido en una plaga en el sur de Estados Unidos, China y Australia. Su nombre científico, Solenopsis invicta, significa “la invencible”.

El autor principal, Laurent Keller, afirma que los hallazgos podrían ser útiles en la lucha contra las múltiples invasiones de estas hormigas.

Se podría, por ejemplo, fabricar un producto químico que contenga una versión sintética de una parte del “supergen” que obligue a las obreras a matar a las reinas rivales, frenando así la expansión de tipo invasiva de esta especie.

Vía | ABC Science

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios