Un error mueve los cimientos de la teoría del cambio climático

Sigue a

calentamiento_global.JPG

Uno de los dogmas mas asentados dentro la teoría del cambio climatico echado por tierra por un error informático. El error descubierto por Steve McIntyre en el registro de temperaturas perteneciente al Instituto Goddard (GISS) de la NASA, ha permitido entre otros resultados, marcar el año 1934 como el año en el que se sufrieron las temperaturas más altas de Estados Unidos.

Este dato anula el que hacia mención al año 1998 como el año más caluroso de este país y muestra que ya se daban temperaturas muy elevadas antes de iniciarse el gran cúmulo de emisiones de CO2 en nuestro planeta. Muchos son los cambios que se realizan como resultado de la corrección del error informático, la subida de las temperaturas no se debe a la actividad humana, Europa además se perfila como el principal causante del cambio climático actual.

Sin duda, si los datos son correctos, muchos estudios, teorías y informes sobre el cambio climático, se encuentran mal respaldados y sus datos no son reales. Aunque también podríamos barajar otra teoría, la posibilidad de que todo sea un bulo para que las miradas acusadoras sobre la contaminación y demás problemas medioambientales sean desviadas de Estados Unidos a otros continentes como el Europeo.

Pero volviendo a la noticia, según nos muestra el artículo de Expansión, los países europeos son los mayores responsables de la actual situación, los datos que facilita el Environmental Protection Agency de EE.UU muestra que los americanos aumentan ligeramente cada año sus emisiones de CO2 y gases de efecto invernadero, por el contrario la Europa Comunitaria dobla los resultados de emisiones norteamericanas y algunos países como España destacan notablemente en el aumento de las emisiones, al menos en el periodo comprendido entre el año 2000 y el 2004.

En el artículo muestran además “la ineficacia” del protocolo de Kioto, los norteamericanos sin tener que firmar en este acuerdo, parece ser que obtienen mejores resultados en cuanto a la reducción de la emisión de CO2. El modelo que siguen para ello se encuentra basado en el incremento de la eficiencia energética y tecnológica. Las emisiones se ralentizan, así en el año 2003 aumentaron un 5,4%, en el 2004 un 4,7%, en el 2005 un 3,3% y en el 2006 un 2,6%.

No es que tengamos nada contra los norteamericanos, pero es difícil de aceptar cualquier dato que nos puedan ofrecer, la manipulación de datos y tergiversar o modificar noticias se encuentra a la orden del día. Sea como fuere, da igual quien pueda tener mayor responsabilidad en la actual situación, lo cierto es que es necesario intentar reducir drásticamente las emisiones, la ralentización de estas no es en absoluto una medida suficiente.

Vía | Meneame
Más información | Expansión
Más información | Washington Post
Más información | Giss
Más información | Environmental Protection Agency

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

8 comentarios