Pene nuevo a estrenar a diario

Síguenos

babosa

Una especie de babosa de mar ha llevado la idea del “usar y tirar” a un nuevo nivel. Recientemente se ha descubierto que Chromodoris reticulata se desprende de su pene después de tener relaciones sexuales, para que al día siguiente le crezca uno nuevo.

La babosa de mar es un tipo de molusco marino de cuerpo blando, su pene desechable es algo muy raro dentro del Reino Animal. En cuanto a lo que sucede después del sexo… Según afirma el autor principal, el Dr. Ayami Sekizawa:

El pene simplemente se cae

En un artículo publicado en Biology Letters, los investigadores explican cómo configuraron el tanque donde realizaron el experimento y donde pudieron observar a las babosas de mar copular unas 31 veces.

Sekizawa, investigador de la Osaka City University, y sus colegas hicieron el descubrimiento tras estudiar C. Reticulata que recogieron durante los viajes de buceo en aguas poco profundas cerca de las zonas de arrecifes de coral de Okinawa, Japón.

Estos animales son hermafroditas simultáneos, es decir, cada uno puede realizar tanto el “rol masculino” y aportar el esperma a su pareja durante apareamiento, como el “rol femenino” y recibir el esperma al mismo tiempo durante la cópula

Un episodio típico de apareamiento implica que dos individuos se toquen con sus genitales. Luego “proyectan” sus penes para que cada uno de ellos lo inserte en la vagina del otro y comience la cópula. Después de un breve periodo de tiempo, la primera babosa saca su pene de la pareja y más tarde lo hace la otra.

En tanto, las babosas se van alejando con sus penes aún colgando, entonces de repente se separan del cuerpo y se quedan flotando.

Los órganos sexuales cuentan con espinas para atrapar el esperma de la pareja, éstas están apuntando hacia atrás, por lo que es difícil retirar el pene después de la cópula. Esto, según los investigadores, puede explicar la naturaleza desechable del órgano.

La babosa de mar arroja un tercio de la longitud del pene interno tras cada cópula, siendo capaz de crecer el pene gradualmente a su longitud original

Dice Sekizawa.

La pérdida y el nuevo crecimiento no parece dificultar la vida sexual de la babosa de mar.

En uno de los casos, observamos tres cópulas sucesivas con un intervalo de tiempo de 24 horas

Sekizawa afirma que desconocen por completo las condiciones evolutivas de este comportamiento único de apareamiento.

Sólo unos pocos animales se deshacen de su pene, o apéndices reproductivos. Un tipo de pulpo o algunas arañas de la familia Araneidae también arrojan los órganos que utilizan para el apareamiento.

Estudios anteriores sobre un tipo de caracol marino, descubrieron que se despojan de sus penes después de la temporada reproductiva, probablemente para ahorrar el coste enérgico del mantenimiento.

Esa táctica, sin embargo, no puede aplicarse a la babosa de mar, ya que hace que su pene vuelva a crecer.

Poco se sabe sobre el comportamiento de apareamiento de los animales que son hermafroditas simultáneamente. El pene desechable de nuestro nudibranquio (babosa de mar) es un caso peculiar de comportamiento en el apareamiento de estos animales

Concluye Sekizawa.

Vía | ABC Science

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

4 comentarios