Más de 50 cosas que no sabías sobre 25 animales que creías conocer muy bien (y V)

Sigue a

Seguimos, en la línea de la primera entrega de esta serie de artículos, descubriendo peculariadidades de animales muy comunes.

21. Cochinilla

-Usan el ano para beber. Unos pequeños tubos bifurcados llamador urópodos absorben el agua. A la hora de comer, nada como la vegetación en descomposición. Pero no la encuentran, no hay problema: también se pueden alimentar de sus propias heces.

-Las cochinillas no orinan. Su concha porosa les permite expeler los desechos a modo de vapor de amoníaco en lugar de orina líquida. Producen así más residuos de nitrógeno que cualquier otro animal en relación a su tamaño.

22. Pingüino

-El más grande es el emperador, que puede alcanzar más de 1 metro de altura. Bucea a más de 500 metros de profundidad. Mantiene la respiración durante 15 minutos.

-Pero no es el pingüino más grande que ha existido: hace 40 millones de años existió una especie, la Anthropornis nordenskjoeldi, que medía alrededor de 1,70 metros.

23. Albatros

-A diferencia de las aves rapaces, el albatros no usa las corrientes térmicas para planear sino el empuje del viento generado por las olas del mar. Por esa razón, la parte más enérgica del vuelo del albatros es el despegue: es la única ocasión en la que necesita batir las alas con fuerza. Una vez en el aire, el joven albatros errante ya no aterriza de nuevo hasta que está listo para criar: algo que puede suceder 10 años más tarde.

-¿Cómo es esto posible? ¿Cuándo duermen? ¿Cuándo comen si no hay azafatas de vuelo? ¿Estamos ante el equivalente de los futuros vuelos totalmente gratuitos que promete Ryanair? Los albatros duermen mientras vuelan, pues sus dos mitades del cerebro lo hacen por turnos. Y a la hora de comer, se alimentan de peces, calamares y krill, ya sea zambulléndose en el mar o cazándolos en la superficie.

24. Colibrí

-Su batir de alas es de 200 veces por segundo. Eso le obliga a tener el corazón más grande en relación con el tamaño y el metabolismo más rápido de todos los animales. En un minuto, su corazón puede latir hasta 1.200 veces, y puede realizar hasta 500 respiraciones.

-Para mantener esta máquina biológica que recuerda a pistones y a motores de explosión, el colibrí necesita comer al día, como mínimo, una cantidad de néctar equivalente a su peso corporal (que le da energía) e insectos (proteínas). Eso supone que el colibrí debe visitar una media de 1.500 flores.

25. León

-Es incapaz de ronronear como un lindo minino: sólo saber rugir, pues los huesos de la garganta no son sólidos, sino que están conectados mediante un ligamento elástico que permite a la laringe expandirse y vibrar.

-A pesar del tópico, la melena del león no es un símbolo de virilidad. Las leonas no se sienten atraídas por las melenas exuberantes.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

22 comentarios