Compartir
Publicidad

La criatura que tiene hasta quinientos sexos

La criatura que tiene hasta quinientos sexos
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hay comportamientos sexuales que se observan en la natualeza que pueden dejar en ridículo las suposiciones (generalmente morales) de lo que es el sexo antinatural, por ejemplo al hallar prácticas homosexuales en distintos animales o incluso masturbación. La cosa se complica cuando hallamos criaturas que generalmente tienen 13 sexos, aunque pueden llegar a tener hasta 500.

Es el caso del hongo mucilaginoso, que es una sola célula visible a simple vista.

Una célula normal está formada por un solo núcleo rodeado de un poco de citoplasma, sin embargo la del hongo mucilaginoso es una gran masa de citoplasma que contiene millones de núcleos. Como no copula, cuando llega el momento del sexo entonces se transforma en un cuerpo fructífero pedunculado que parece una pequeña piruleta cubierta de ampollas. Esta estructura libera al aire esporas de la misma forma que una flor libera polen, y las esporas se convierten en células sexuales.

Tal y como señala Olivia Judson en su libro Consultorio sexual para todas las especies:

¿Qué es una célula sexual? No tiene misterio alguno. Una célula sexual es una célula portadora de un solo juego completo de tus genes cuya misión consiste en encontrar, reconocer y fusionarte con otra célula sexual adecuada, es decir, que sea de un sexo distinto del suyo. Los sexos simplemente definen quién puede reproducirse con quien. O, para ser más precisos, definen qué células sexuales pueden fusionarse entre sí. Los animales producen dos tipos de células sexuales, una grande (el óvulo) y una pequeña (el espermatozoide). Las hembras y los machos producen uno solo de estos tipos; los hermafroditas producen los dos. Es una perogrullada que dos espermatozoides no puedan fusionarse y formar un embrión más de lo que puedan hacerlo dos óvulos. La única combinación posible es la formada por un huevo y un espermatozoide.

Los hongos mucilaginosos, como también sucede con las algas pardas o las diatomeas, producen células sexuales de un único tamaño (isogamia). Así que los sexos vienen determindaos por tres genes a los que se les conoce como matA, matB y matC. MatA y matB tiene, cada uno, trece variantes; matC tiene solo tres variantes. Las posibles variaciones de estos genes que caben en las células sexuales son las que pueden definir los más de 500 sexos.

Ten en cuenta que como todo hongo mucilaginoso maduro posees dos copias de cada gen. Supongamos que tienes las variantes 1 y 3 de matA, las variantes 2 y 4 de matB y las variantes 1 y 3 de matC. Cuando te conviertas en una piruleta vejigosa y formes tus células sexuales, cada una de ellas recibirá un juego completo de tus genes, entre ellas una copia de matA, una de matB y una de matC. Por tanto, cada una de las células sexuales puede recibir cualquiera de las combinaciones posibles de las variantes de esos genes; una puede recibir, por ejemplo, matA1, matB2 y matC1; otra quizá reciba matA3, matB2 y matC1. (...) Un hongo mucilaginoso puede producir, por consiguiente, células sexuales de ocho tipos distintos, combinaciones de los A, B y C que posea. (...) En tu mismo bosque, otros hongos mucilaginosos tendrán otras combinaciones de variantes de estos genes; si contamos todas las combinaciones posibles de matA1-13, matB1-13 y matC1-3, se obtienen má de quinientas variantes. (De hecho, como probablemente todavía queden otras variantes de estos genes por descubrir, el número total de sexos de los hongos mucilaginosos puede ser bastante más alto.)
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad