Compartir
Publicidad

Usas (sin saberlo) 200 litros de agua en la descarga de un gigabyte de datos

Usas (sin saberlo) 200 litros de agua en la descarga de un gigabyte de datos
Guardar
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque nunca hayamos pensado en ello, podríamos estar gastando hasta 200 litros de agua en la descarga de un sólo gigabyte (GB) de datos, según datos de un nuevo estudio llevado a cabo por investigadores del Imperial College de Londres.

Lo cual arroja cifras de consumo de agua espectaculares si tenemos en cuenta que, solamente en 2015, el gasto promedio de teléfonos inteligentes en Europa occidental ascendió a 1,9 GB por mes y por persona. Y en Estados Unidos la cifra mensual alcanzó los 3,7 GB

Este fenómeno tiene lugar porque, al recibir información de un centro de procesamiento de datos de alguna parte del mundo, tal espacio debe almacenar y mantener ordenadores que desprenden calor y consumen grandes cantidades de energía. Y también una ingente cantidad de agua para estar convenientemente refrigerados.

Con todo, tal y como advierte Bora Ristic, líder del estudio, existe "un amplio grado de incertidumbre" en esa cifra (la del gasto de agua por GB) y podría en realidad de un litro por GB".

 88052850 Microsoftdatacentre2 Microsoft pretende construir dentros de procesamiento de datos bajo el agua.

Centros de datos ecológicos

Sea como fuere, también deberemos tener en cuenta la huella hídrica que supone un consumo cada vez mayor de datos a través de internet. Algunas de las iniciativas en este sentido pasan por los centros de datos ecológicos, que usan energías renovables o se sitúan en entornos que permiten que el proceso de enfriamiento se lleve a cabo de forma natural.

Por ejemplo, Facebook abrió un centro de computación al norte de Suecia, cerca del círculo polar ártico, pues las bajas temperaturas permiten un enfriamiento natural.

Según afirma Facebook en su blog oficial, este nuevo centro de Lulea “es probable que sea uno de los centros de datos más eficientes y sostenibles en el mundo“. Todo el equipo en el interior se alimenta con energía hidroeléctrica generada localmente, 100 por cien renovable, con el que han podido reducir el número de generadores de copia de seguridad necesarias en el lugar en más de un 70 por ciento.

Islandia se postula por esas mismas razones como un lugar privilegiado.

Y en febrero de 2015, Microsoft terminó las pruebas de su primer prototipo de un centro de datos bajo el agua.

Vía | BBC

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad