Compartir
Publicidad

La jirafa super diminuta

Guardar
7 Comentarios
Publicidad

Cuando miramos las nubes, enseguida podemos distinguir un conejo, Italia o un superdestructor espacial. Algo similar ocurre cuando miramos la superficie de Marte y creemos ver caras. Nuestro cerebro tiende da dar sentido a las imágenes que no lo tienen. Es lo que se llama pareidolia.

Este fenómeno, naturalmente, también se puede percibir a nivel microscópico. Hasta el punto de que puedas atisbar una jirafa microscópica, que es justo lo que ha logrado Shaahin Amini, autor de la galardonada fotografía.

La imagen fue creada durante el proceso de fusión del níquel, el aluminio y la mezcla de carbono. A medida que la aleación fundida se solidificó, el níquel y el aluminio formaba el cuerpo de la jirafa. Después de enfriar aún más la mezcla, la cubierta de grafito arrugada, debido a una menor contracción que el sustrato metálico, creó una red de arrugas que se asemejan a las manchas de la piel de una jirafa.

Podéis ver el vídeo que encabeza el post para comprobarlo.

Vía | Las penas del Agente Smith

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad