¿Cómo funciona una batería?

Sigue a Xatakaciencia

Pilas


Hoy día nos encontramos rodeados de baterías: en los teléfonos móviles, en los portátiles, en los automóviles, etc. Una batería es un dispositivo que permite producir electrones a partir de una reacción química, lo que se conoce como reacción electroquímica.

Si echamos un vistazo a cualquier batería podemos observar como ésta posee dos terminales o bornas. Uno de ellos suele estar marcado con un signo positivo “+” mientras que el otro posee un signo negativo “-”. Al cablear estas dos bornas, los electrones fluyen, tan rápido como pueden, desde el terminal negativo hacia el terminal positivo. Normalmente colocamos algún tipo de carga en este cable, como una bombilla o un motor.

En el interior de la batería, una reacción química produce estos electrones a una tasa determinada (resistencia interna). Para que la reacción tenga lugar, los electrones deben desplazarse desde el polo negativo al positivo. Esta es la razón por la que podemos teóricamente dejar una batería desconectada y no perder esa energía. Mientras que si dejamos el circuito conectado, el flujo de electrones hará que la batería se descargue.

¿Cómo funcionan las baterías recargables? La idea principal de estos dispositivos es simple: cuando se les aplica una diferencia de potencial el flujo de electrones que se produce durante la descarga se invierte, y la energia se restaura.

En un automóvil, hay una batería de ácido/plomo (SLI) que suministra energía a los sistemas de arranque e ignición. El cargador de la batería es el alternador. Un dispositivo que convierte la energía obtenida a partir de la gasolina en energía eléctrica y la distribuye cuando es necesario. En los vehículos eléctricos e híbridos, las baterías de tracción se utilizan para mover el vehículo. Existen muchos tipos de baterías entre las que se encuentran las de Níquel-Cadmio o las de iones de Litio.

La velocidad con la que se recarga una batería depende de la cantidad de corriente que introduce el cargador en la batería. Algunas baterías pueden manejar un voltaje mayor en un corto período de tiempo sin temor a sobrecalentarse mienras que otras necesitan un voltaje menor aplicado durante más tiempo.

Es importante recordar que no existe ninguna batería, recargable o no, que pueda durar para siempre. Todas las baterías sufren del efecto de envejecimiento. Cuanto más usemos una batería, menor capacidad tendrán.

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

32 comentarios