Compartir
Publicidad

Este perro sigue en pie tras un tropezón, y es robótico

Este perro sigue en pie tras un tropezón, y es robótico
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Un nuevo sistema para mantener el equilibrio en robots articulados con cuatro patas similares a las de perros ha sido desarrollado por investigadores de la Universidad de Jaén y que es capaz de ratificar trayectorias y reconducir el movimiento ante obstáculos o imponderables que puedan aparecer durante el avance.

Este sistema para mantener el equilibro ha demostrado ser más eficaz que los antiguos sistemas que se estaban usando para el mismo efecto.

Patas verticales

Según el estudio sobre este nuevo sistema, que ha sido publicado en la revista Robotics and Autonomous Systems, el sistema permite que las patas del robot permanezcan suficientemente alineadas en todo momento.

Las patas que se han utilizado normalmente en este tipo de robots eran laterales, es decir, pueden parecerse más a las de un insecto o un cocodrilo que a las de un mamífero. Sin embargo, las incluidas en este estudio son verticales y descendentes. Tal y como explica Ángel Gaspar González Rodríguez, de la Universidad de Jaén:

Hemos conseguido que tan solo dando unos pasos con las cuatro patas, el animal robótico no caiga y mantenga la estabilidad después de recibir una fuerza lateral. Lo que puede parecer muy simple es fruto de complejas estructuras en los nuevos controladores que hemos diseñado [...] El interés por estudiar este tipo de sistemas nos llegó tras la observación del prototipo ‘Big Dog’ del instituto Boston Dynamics de Estados Unidos, un proyecto financiado por el Ministerio de Defensa y, por tanto, creado con un conocimiento que no ha trascendido a la comunidad científica.

Vía | Sinc

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad