Compartir
Publicidad

¿Dónde está la mayor colección de huevos de dinosaurio del mundo?

¿Dónde está la mayor colección de huevos de dinosaurio del mundo?
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los dinosaurios ya se extinguieron hace 65 millones de años, pero la habitaron por un largo tiempo: 165 millones de años (los humanos apenas llevamos unos 2 millones de años). A pesar de que la amyoría de las especies de dinosaurio son vegetarianas, a menudo nos los hemos imaginado sanguinarios: no en vano, el científico británico Richard Owen, acuñó la palabra dinosaurio en 1841 y ésta significa "lagarto terrible".

Después de tantos millones de años en la Tierra, pues, es normal que encontremos tantos fósiles. Tantos, de hecho, que la mayor colección de huevos fosilizados de dinosaurio tiene tantos ejemplares que resulta sorprendente: concretamente, 10.008 huevos.

La mayor colección del mundo

La colección más importante de huevos de dinosaurio, de más de 10.000 unidades, se encuentra en el Museo de Heyuan, en la provincia china de Guangdong. De hecho, el museo de Heyuan inclusó se alzó con un Récord Guinness en el año 2004 por esa razón.

Todos los huevos proceden de finales del periodo Cretácico Superior, es decir, hace unos 100 millones de años, e incluye huevos de ovirraptoridos y dinosaurios de pico de pato.

Desde los años noventa miles de fragmentos de huevos de dinosaurios se han encontrado en Heyuan, haciendo que la ciudad se ganara el sobrenombre de "Hogar chino del dinosaurio". Las formaciones de arenisca roja comunes en la zona hacen es lo que hace que sea frecuente encontrar huevos fosilizados aquí.

Y también cacas

Dinopoop Ps Regina Fossil Jun12 Photo1 0

Pero los huevos no solo son los fósiles de dinosaurio que más llaman la atención del público, también lo hacen los coprolitos, es decir, los excrementos de dinosaurio fosilizados.

En ese sentido, el excremento fosilizado más grande de un carívoro está actualmente en el Museo Saskatchewan, en Regina, Canadá. Pertenece a un Tyrannosaurus rex y pesa más de 7 kilogramos.

Fue hallado en 1995, y su análisis, como sucede con otros excrementos fosilizados, nos permite descubrir el tipo de dieta de los dinosaurios, sus hábitos alimentarios (si tragaban o masticaban primero la comida, por ejemplo) y también cuánto tiempo permanecían los alimentos en su intestino.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad