Compartir
Publicidad

Enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes, el peligro de la globalización (y II): Zoonosis, extensión de los patógenos

Enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes, el peligro de la globalización (y II): Zoonosis, extensión de los patógenos
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Siguiendo con la segunda parte y final del artículo sobre enfermedades emergentes (nuevas) y reemergentes (casi desaparecidas que vuelven a coger fuerza), de las cuáles la gran mayoría pertenecen al grupo de las zoonóticas (que se transmiten de animales a humanos), pasaremos a explicar una serie de situaciones que aumentan el riesgo de propagar este tipo de patógenos.

Factores que aumentan el riesgo de contagio

Hay diversos factores que hacen aumentar el riesgo de contraer una exterminar son zoonótica:

La Globalización, el comercio de bienes y el turismo

El transporte de ganado y comida y, también el número de desplazamientos humanos por todo el mundo provocados por la globalización permite a los patógenos una rápida proliferación de las infecciones a escala global. Para evitar este tipo de situaciones la Organización Mundial de la Salud y otros organismos competentes imponen unas medidas muy estrictas para la importación y exportación de la comida.

Cambios en el uso de las tierras y urbanización

La deforestación y el desarrollo de ciudades ha sido, a escala global, necesaria para la intensificación de la agricultura y para crear casas. Como consecuencia los hábitats ecológicos han sido destruidos y la dinámica de estos sistemas se ha visto alterada. El incremento de la población mundial ha comportado grandes cambios en la distribución demográfica, haciendo aumentar el número de habitantes en las ciudades, hecho que facilita que la propagación de enfermedades de este tipo sea una amenaza a gran escala.

Deforestación

Animales de compañía

Los animales de compañía son otro factor de riesgo, ya que se produce el contacto con ellos de muchas maneras diferentes, aumentando las oportunidades de que una enfermedad zoonótica sea transmitida. Los gatos y los perros han estado relacionados con muchas enfermedades zoonóticas, como la fiebre Q. Esas enfermedades no sólo puede ser trasmitidas por el la mordedura, sino que también se pueden transmitir por el contacto con ellos en casos de poca higiene. Además, últimamente está aumentando número de gente que tiene un animal exótico como mascota, hecho que provoca la transmisión de organismos no autóctonos que pueden causar zoonosis.

Actividades recreativas

Algunas actividades deportivas o de ocio pueden exponer a los humanos a enfermedades zoonóticas. Por ejemplo, para alargar la temporada de carreras, los caballos viajan en invierno desde Europa a las regiones más cálidas del norte de África La caza también es una causa de zoonosis, ya que se importan muchos animales de un país a otro donde no son autóctonos para la cacería, como sucede en Reino Unido con la importación de liebres.

Carne de origen salvaje y coleccionsimo (disecación)

Comer carne de animales salvajes es otra fuente de enfermedades zoonóticas. Desgraciadamente, en algunos países mucha gente considera que la carne de un determinado animal es una delicatessen hecho que aumenta la caza de animales salvajes. Sobretodo el momento de mayor riesgo de transmisión se produce durante el transporte de los cadáveres, especialmente si el animal que se transporta es un primate.

Taxidermia

Sanidad pública deficiente

Un último factor a tener en cuenta es el que se puede generar a la hora de diagnosticar una enfermedad. El retraso en la hora de desarrollar los síntomas clínicos dificulta un diagnóstico correcto de las enfermedades y, consecuentemente, el tratamiento y las medidas de prevención del contagio pueden no ser las adecuadas. Por supuesto, un hipotético colapso del sistema de salud pública favorecería la reemergencia de determinadas infecciones.

Muchas de las enfermedades zoonóticas pueden ser consideradas infecciones oportunistas. Las enfermedades emergentes, a través de un cambio de huésped oportunista, parece que seguirán siendo una de las mayores causas de enfermedades infecciosas en humanos. Algunas estrategias para mejorar la salud pública se basan en una mayor vigilancia en regiones en las que se sabe que es más probable que se produzcan enfermedades reemergentes.

En XatakaCiencia | Enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes, el peligro de la globalización (I): Zoonosis, clasificación y evolución Viñeta | Forges

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad