Compartir
Publicidad

[Vídeo] Trabajos arqueológicos demuestra el horror de la represión franquista

Compartir

Guardar
37 Comentarios
Publicidad

El cortijo de ‘El Marrufo’, ubicado en el valle de Sauceda, en Cádiz, albergó, según los historiadores, un campo de concentración, ejecución y tortura franquista, un horror que ahora, cuando se han localizado los primeros cuerpos enterrados en sus fosas, comienza a revelarse.

Hace apenas diez días que los trabajos arqueológicos en esta fosa común, en la que podrían estar los cuerpos de entre 300 y 600 víctimas de la represión franquista, comenzaron y ya han sido hallados los primeros nueve cuerpos, algunos de ellos con evidencias de tiros de gracia en sus cráneos. El equipo de arqueólogos y antropólogos que trabaja en la exhumación de esta fosa común, considerada como una de las mayores del país, iniciarán mañana el proceso de identificación de los cuerpos localizados, mediante el envío de muestras de saliva de familiares a los laboratorios.

Mientras se continúa con la búsqueda de cuerpos, incluida en una segunda capa de profundidad del terreno, el equipo que investiga el terreno mantendrá mañana un encuentro con personas que creen que alguno de sus familiares pudieran estar en esta fosa. En este encuentro les explicarán cuáles son los trabajos que se están realizando y cómo antropólogos forenses realizan labores de identificación de sexo y edad, para facilitar la identidad de las personas que fueron fusiladas en la fosa común, considerada por historiadores como la mayor de la provincia de Cádiz.

Vía | EFE

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad