Las plantas sienten el peligro y los dientes de quien las devora

Sigue a

Phaseolus vulgaris.jpg

Dos equipos científicos, uno del Departamento de Biología Vegetal de la Universidad de Turín y el otro, del Max Plance Institute de Jena (Alemania), tras tres años de experimentos científicos llegaron a la conclusión de que “las plantas “sienten” el peligro y los dientes de quien las devora”.

Según los biólogos, las plantas parece que no se inmutan si las tocamos o le arrancamos una hoja, pero si un gusano hambriento se posa sobre ella, la planta tratará de defenderse y además, alertará a sus vecinas sobre el peligro.

Al percibir la saliva del gusano, la planta activa genes que emanan una sustancia volátil, este perfume será el salvador de las plantas, ya que atrae a las avispas que acabarán con los gusanos. Además, esta sustancia volátil alerta al resto de plantas que también producirán esa suerte de perfume.

La investigación, publicada en la edición de abril de la revista Plants phisiology, se centró en el frijol de Lima, pero se demostró que el maíz y otras especies, tienen la misma reacción de defensa.

Descubrir los mecanismos de defensa de las plantas es un avance muy importante para usar sustancias naturales antes de comenzar la producción de fitofarmacéuticos, pero además hay perspectivas de otras muchas aplicaciones.

Al margen de este gran descubrimiento, un equipo de investigadores de Irlanda financiado por el Eden Project (el jardín botánico más grande de Europa), está estudiando un sistema para que las plantas se puedan comunicar. Pretenden convertir las señales químicas en señales digitales a través de una tecnología sofisticada. El fin es que las plantas sean capaces de “decirnos” si necesitan agua o que prefieren estar en un lugar más soleado.

Más información | Clarín

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios