Compartir
Publicidad

¿Por qué la trufa blanca puede costar hasta 3.000 euros el kg?

¿Por qué la trufa blanca puede costar hasta 3.000 euros el kg?
3 Comentarios
Publicidad

La trufa blanca (Tuber magnatum pico) es el hongo comestible más caro del mundo. Un kg puede llegar a costar 3.000 euros. Pero ¿cómo es posible que un simple hongo pueda cotizarse por un precio tan elevado?

Hongos

La razón principal del precio de la trufa blanca reside en su escasez y rareza. Ésta solo se encuentra en las regiones italianas del Piamonte, Emilia-Romaña, Toscana y Las Marcas, y en la península de Istria, Croacia.

Por otro lado, esta trufa crece a unos 30 centímetros bajo tierra, y solo puede encontrarse con la ayuda de cerdos o perros adiestrados.

Finalmente, se calcula que existen 5,1 millones de especies de hongos distintas, y hay que recordar que alrededor de un 50% de las setas no son comestibles, un 25 % son insípidas, un 20 % provocan molestias gástricas, un 1 % pueden ser letales y solo un 4 % están deliciosas. Una seta, en realidad, tiene el mismo fin para un hongo que el que tienen las frutas y flores para las plantas: ayudan al organismo a germinar.

El 6 de diciembre de 2014, Sabatini Tartufi vendió una trufa blanca a un comprador taiwanés por 61.250 dólares en la casa de subastas Sotheby´s de Nueva York. Su peso inicial era de 1.890 gramos, que disminuyó tras deshidratarse durante la semana posterior a su hallazgo en Italia.

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos