Compartir
Publicidad

¿Por qué los artículos de ciencia y tecnología son tan compartidos?

¿Por qué los artículos de ciencia y tecnología son tan compartidos?
Guardar
5 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Por encima de los artículos de política, moda o economía, los artículos que más frecuentemente se comparten en Internet tienen como tema central alguna innovación o descubrimiento sobre tecnología o ciencia.

Una razón que explica esta inclinación es que hay más internautas con habilidades para compartir en redes sociales dichos artículos que están implícitamente más interesados por la ciencia y tecnología (precisamente por eso son hábiles consumiendo y compartiendo por internet). Pero hay otra razón más poderosa. El sobrecogimiento.

El sobrecogimiento es estar delante del Gran Cañón del Colorado y sentirse insignificante. O tumbarse bajo un manto negro de estrellas y sentirse infinito. O ver una película de ciencia ficción de efectos especiales muy sofisticados gracias a los cuales todo tiembla ante el rugir de un dinosaurio o el salto al hiperespacio de una nave.

Según los psicólogos Dacher Keltner y Jonathan Haidt, el sobrecogimiento es un sentimiento de fascinación y asombro que se experimenta cuando alguien se ve motivado por un gran conocimiento, la belleza, algo sublime o poderoso. El sobrecogimiento agiganta el marco de referencia y provoca una sensación de trascendencia

El sobrecogimiento nos inclina a compartir la emoción

Man 404376 640
Cuando experimentamos sobrecogimiento, cuando nos sentimos admirados e inspirados por grandes proezas del ser humano, nos vemos inclinados a compartir la sensación. Es algo similar a lo que sucede cuando hemos descubierto una película fascinante y se la ponemos a nuestro mejor amigo para que sienta lo mismo que nosotros (e incluso vamos echándole reojos para comprobar si realmente también vibra en los momentos que nosotros lo hicimos, y si lo hace, nos sentimos responsables de ello, como si la película la hubiéramos filmado nosotros).

Para comprobar hasta qué punto este sentimiento nos inclina a compartir lo descubierto con los demás es real, Jonah Berger y sus colegas llevaron a cabo un experimento en el que se presentaban artículos sobre un nuevo tratamiento sobre el sida o sobre un portero de hockey que juego a pesar de tener cáncer de cerebro, que fueron los que suscitaron mayor sobrecogimiento.

Los artículos sobre comprar gangas en vacaciones, sin embargo, no suscitaban una emoción tan intensa. Tal y como señala el propio Berger en su libro Contagioso:

Utilizamos análisis estadísticos para comparar los resultados con el hecho de que los artículos fuesen ampliamente compartidos. Lo que intuíamos era cierto. El sobrecogimiento estimula el hecho de compartir. Los artículos sobrecogedores tenían un 30 por ciento más de probabilidades de entrar a formar parte de la lista de los más compartidos.

Compartir artículos interesantes que provocan sobrecogimiento incrementa también nuestra reputación, una poderosa moneda social que en internet se ha tornado tan influyente como una moneda real. Por esa razón, los artículos sobrecogedores que más se comparten también son aquéllos que inspiran sentimientos positivos en vez de negativos:

Al fin y al cabo, ¿la mayoría de nosotros no prefiere hacer que los demás se sientan felices o positivos en lugar de preocupados y tristes? Asimismo, como vimos en el capítulo relativo a la moneda social, que las personas compartan o no algo, a menudo depende de cómo les hace quedar ante los demás. Puede que las cosas positivas se compartan más porque se reflejan positivamente en la persona que las comparte.

Imágenes | Pixabay

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio