Compartir
Publicidad

El rastro biológico más evidente de nuestra época será... el del pollo

El rastro biológico más evidente de nuestra época será... el del pollo
0 Comentarios
Publicidad

Vivimos en la era geológica del pollo. Existen 22.000 millones de pollos en el planeta, su masa excede la de todas las otras aves juntas, y cada año se consumen 65.000 millones. Según un reciente estudio, de hecho, el pollo serán el rastro biológico más relevante de esta época.

Cuando los humanos hayan desaparecido del planeta, una de las marcas más duraderas de nuestro impacto en la Tierra será la aparición repentina en el registro fósil muchos huesos de pollo.

La era del pollo

La explosión en el cultivo de pollos y los rápidos cambios en la forma de los pollos debido a la cría selectiva los convierten en un signo incontestable de nuestro tiempo.

Según Carys Bennett en la Universidad de Leicester, Reino Unido, y uno de los autores del estudio La población actual es ahora de 21.400 millones, más que cualquier otro vertebrado terrestre y un orden de magnitud mayor que cualquier otra ave. Más de 60.000 millones se sacrifican cada año, una tasa de acumulación de cadáveres sin precedentes en el mundo natural.

Aunque los pollos fueron domesticados hace unos 8000 años, han experimentado cambios especialmente marcados desde que la agricultura intensiva despegó a mediados del siglo XX. Los pollos de hoy crecen hasta llegar a ser cuatro o cinco veces más pesados que los pollos de antes de 1957.

La mayoría de los cadáveres de pollo son arrojados a vertederos, donde las condiciones sin oxígeno tienden a momificar la materia orgánica. Eso significa que tienen el potencial de fosilizarse y permanecer preservados durante millones de años.

El pollo pronto superará al cerdo para convertirse en la carne que más comen los humanos. Por supuesto, los arqueólogos del futuro no solo encontrarán huesos de pollo. Habrá también plásticos y otros de los llamados tecnofósiles.

Imagen | normanack

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio