Compartir
Publicidad

¿Puedes hacer 40 flexiones? Entonces tu riesgo de sufrir enfermedad cardíaca es significativamente menor

¿Puedes hacer 40 flexiones? Entonces tu riesgo de sufrir enfermedad cardíaca es significativamente menor
3 Comentarios
Publicidad

Los hombres que pueden realizar 40 flexiones en un minuto son un 96 por ciento menos propensos a tener enfermedades cardiovasculares que aquellos que hacen menos de 10. De momento estos resultados no se sabe si son extrapolables a las mujeres u otros grupos de edad.

Para realizar el estudio, se centraron en 1 100 bomberos con una edad promedio de 39 años.

Una prueba más accesible

Este hallazgo es importante porque torna mucho más fácil el probar si una persona está en zona de riesgo. Las pruebas en cinta rodante en las que el paciente debe correr provisto de una máscara que calcula el consumo de oxígeno, por ejemplo, pueden ser costosas, si bien la aptitud cardiorrespiratoria es un indicador primordial de la esperanza de vida.

Sin embargo, las flexiones son una prueba más fácil, y pone a prueba a nuestro sistema cardiovascular, a pesar de que parecen tener más que ver con la fuerza, especialmente cuando se realiza un entrenamiento cronometrado. Cuarenta flexiones en un minuto equivale a una cada 1,5 segundos, lo que no parece mucho cuando se hacen 10, pero el sprint final entre 30 y 40 desencadenará un montón de resoplidos (dependiendo del nivel de condición física, por supuesto).

Para este estudio, los investigadores analizaron los datos de 1.104 bomberos masculinos activos durante un período de 10 años. La edad promedio fue de 39.6 con un IMC promedio de 28.7. Durante esa década se registraron un total de 37 incidentes relacionados con enfermedades cardiovasculares. Más que la prueba de esfuerzo, las flexiones parecían indicar una mayor probabilidad de ser víctimas de problemas cardíacos.

Pero hay matices: es probable que estos hombres estén en mejor forma que la población promedio sea alta. Eso significa que los hombres fuera de este rango de edad y que generalmente son menos activos podrían tener un punto de referencia diferente. En segundo lugar, esto puede no aplicarse a las mujeres: su marcador de salud cardiaca podría requerir probar otro ejercicio, dado que su centro de gravedad es generalmente más bajo que el de los hombres, lo que hace que las flexiones sean más difíciles. Obviamente, el entrenamiento persistente en ambos sexos cambia las estadísticas; muchas mujeres pueden superar a muchos hombres en flexiones y otros entrenamientos tradicionalmente "masculinos".

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Inicio