Publicidad

Las pequeñas partículas con las que estamos luchando últimamente comparadas con otras cosas muy pequeñas

Las pequeñas partículas con las que estamos luchando últimamente comparadas con otras cosas muy pequeñas
2 comentarios

Desde la pandemia mundial de COVID-19 hasta los incendios forestales que arrasan la costa oeste de Estados Unidos, de un tiempo a esta parte estamos siendo amenazados por pequeñísimas partículas. Partículas microscópicas como los virus o el humo. Para hacernos una idea de su tamaño, nada mejor que compararlas con moléculas diversas.

Hacia lo más pequeño

Si bien el coronavirus que causa COVID-19 es de tamaño relativamente pequeño, no es la partícula de virus más pequeña que existe. Tanto el virus del Zika como el bacteriófago T4, responsable de la E. coli, son aún más pequeños, aunque hasta la fecha no han cobrado tantas vidas como el COVID-19.

No obstante, las partículas de coronavirus son más pequeñas que los glóbulos rojos o blancos. Hemos de tener en cuenta que una sola célula sanguínea sigue siendo virtualmente invisible a simple vista.

Mucho más arriba en la escala, tenemos cosas como el polen, la sal y la arena, que son significativamente más grandes que los virus o las bacterias. Debido a sus tamaños relativos más grandes, nuestro cuerpo generalmente puede bloquearlos: una partícula debe ser menor de 10 micrones antes de que pueda inhalarse en el tracto respiratorio.

Debido a esto, el polen o la arena generalmente quedan atrapados en la nariz y la garganta antes de ingresar a nuestros pulmones. Sin embargo, las partículas más pequeñas pueden deslizarse más fácilmente.

La contaminación del aire es una de las principales causas de muerte en todo el mundo; en realidad, es más mortal que el tabaquismo, la malaria o el SIDA. Una de las principales fuentes de contaminación del aire son las partículas, que pueden contener polvo, suciedad, hollín y partículas de humo. Con un promedio de alrededor de 2.5 micrones, estas partículas a menudo pueden ingresar a los pulmones humanos.

Con solo una fracción del tamaño entre 0.4-0.7 micrones, el humo de los incendios forestales representa un peligro aún mayor para la salud. La investigación también ha relacionado la exposición a incendios forestales no solo con problemas respiratorios, sino también con problemas cardiovasculares y neurológicos.

A continuación, las medidas de menor a mayor:

  • Virus del Zika: 45 nm
  • Bacteriófago T4: 225 nm
  • COVID-19 (SARS-CoV-2): 0,1-0,5 μm
  • Bacteria: 1-3μm
  • Partícula de polvo ligero: 1μm
  • Partícula de polvo: PM2.5≤2.5μm
  • Gotas respiratorias que contienen COVID-19 5-10μm
  • Glóbulos rojos: 7-8μm
  • Partícula de polvo: PM10≤10μm
  • Grano de polen: 15μm
  • Glóbulo blanco: 25μm
  • Umbral de visibilidad (Límite de lo que puede ver el ojo humano): 10-40μm
  • Grano de sal: 60μm
  • Arena de playa fina: 90μm
  • Cabello humano: 50-180μm
Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios