Compartir
Publicidad

Lugares virtuales en los que ya casi podemos vivir

Lugares virtuales en los que ya casi podemos vivir
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad

No son lugares escondidos o evanescentes, o con un camuflaje digno del mejor Wally. Son lugares que nos rodean pero que sólo pueden acreditarse y medirse mediante artefactos, o que sólo funden en nuestra memoria mediante un soldador emocional.

Lugares que se interrelacionan con nosotros exclusivamente a través de pantallas, teclados, teodolitos, GPS´s, ojos biónicos, cuestaciones, brújulas y toda clase de circuitos impresos trufados de relés, condensadores y resistencias.

Algunos existen físicamente, pero no desvelamos su verdadera naturaleza si entre ellos y nosotros no media un intérprete en forma de interface. Como proyecciones astrales electrónicas. Lugares que, circuitería mediante, nos amplían los horizontes de la realidad y hasta cierto punto también los matizan.

Pero no nos quedaremos en los lugares más obvios que nos vienen a la cabeza. Aunque muchos de nosotros ya vivimos parte de nuestra vida en una realidad compuesta de ceros y unos, pasaremos de largo territorios digitalizados u online como Second Life o Los Sims (del que incluso han surgidos libros físicos, como la antología de poemas escritos en el idioma oficial de los Sims, el simlish: Burbin Nerbs de Sergio López), y nos internaremos por regiones más inhóspitas, más virtuales. Un nuevo universo tan o más grande que el nuestro: el juego The Elder Scrolls II, por ejemplo, permite al gamer desplazarse por un área de 163.492 kilómetros cuadrados. Casi el doble que Andalucía. ¿Os imagináis cuántos lugares os quedan todavía por visitar más allá del espacio tangible que oferta las agencias de viaje?

Al final lo virtual y lo real se funden como Bliss, el lugar real-virtual más omnipresente en nuestras propias casas, a través de nuestros ordenadores personales. El fondo de escritorio más famoso, que viene de serie con el sistema operativo Windows XP, el llamado Bliss (gozo o felicidad), es un campo de césped de color verde plástico bajo un cielo difuminado por algunas nubes.

El lugar es tan luminoso, tan brillante, y ha permanecido durante tantos años inscrito en nuestra pantalla de ordenador, que le adjudicamos un origen virtual, sintético, como esos escenarios generados en 3D para videojuegos de última generación. Pero en realidad, ese fondo de escritorio se puede pisar. Está en el valle de Napa, California, Estados Unidos, al este de Sonoma Valley. La fotografía fue realizada por Charles O´Rear, un fotógrafo profesional que lleva más de un cuarto de siglo trabajando para National Geographic. Aunque no esperéis encontraros un paisaje tan edénico como el que fotografió O´Rear en su día. Al parecer, aquel especial aspecto sólo se dio en la primera mitad de 1990, ya que esta suave colina se hallaba entonces en total plenitud debido, paradójicamente, a un pequeño desastre: una plaga de filoxera obligó a eliminar las cepas de las vides y a plantar sólo hierba. Actualmente, pues, dejada atrás la crisis en los viñedos del Valle de Napa, la tierra vuelve a tener su habitual color marrón claro que le otorgan las vides.

Así pues, impregnados por ese espíritu, recorramos más lugares virtuales. A continuación, los lugares virtuales más reales de los que hemos hablado en alguna ocasión en Xataka Ciencia:

  • Incidencia virtual. Internet también contamina. Por ejemplo, el buscador Google no genera una cantidad de dióxido de carbono tal y como lo haría una biblioteca de semejante tamaño. Pero lo hace. Y más de lo que imagináis. Una simple búsqueda en el buscador genera unos 7 gramos de dióxido de carbono. Para que os hagáis una idea de la cifra, hervir una tetera produce unos 15 gramos.
  • WoW. Un mundo virtual que tiene mucho de real: dinero, esclavitud, racismo, infecciones y mucho más. World of Warcraft (comúnmente conocido como WoW) es un videojuego de rol desarrollado por la compañía Blizzard Entertainment que tiene en su haber más de 11,5 millones de suscriptores (de pago) mensuales y que también posee el récord Guiness por ser el videojuego de rol más popular del mundo.
  • Se busca Mii: usando un videojuego para atrapar a un delincuente.
  • Temas
    Publicidad
    Comentarios cerrados
    Publicidad
    Publicidad