Compartir
Publicidad

LifeGems: convirtiendo las cenizas de los muertos en diamantes

LifeGems: convirtiendo las cenizas de los muertos en diamantes
Guardar
11 Comentarios
Publicidad

LifeGem, de la Elk Grove Village, Illinois, lleva a cabo una estrambótica alquimia postmortem consistente en transformar los restos cremados de nuestros seres queridos en diamantes caseros.

Para hacerlo, los técnicos extraen carbón puro de las cenizas y lo sitúan en una prensa para diamantes que inyecta un intenso calor (unos 1.200 ºC), con una presión de 50.000 atmósferas, durante varios días (duración total del proceso: entre 6 y 9 meses).

El diamante en bruto, que puede también colorearse de forma natural de amarillo o naranja, pero que incluso puede adquirir tonalidades azules, rojas, verdes o incoloras, puede tallarse y pulimentarse como una piedra normal. También puede escogerse el tamaño: desde 0,2 a 1 quilate. Eso sí, el precio es un poco prohibitivo: 20.000 dólares por el diamante azul de 1 quilate.

Así que ya podéis llevar a vuestros seres queridos fallecidos en forma de anillo.

En la actualidad, sólo el 28% de los estadounidenses opta por la cremación y el director de LifeGem Memorials espera que su producto eleve esa cifra a un nivel similar al de Japón, que es de cerca del 90%.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad