Compartir
Publicidad

El peor barco de la historia

El peor barco de la historia
Guardar
8 Comentarios
Publicidad

Hace poco os hablaba del que quizá sea el proyecto de barco más megalómano de la historia, obra del visionario (o mercachifle) Norman Nixon. Pero hoy vamos a fijarnos en el otro extremo de la balanza. Es decir, en el peor barco jamás construido, el más desastroso, el más ineficaz. Uno de los que mayores desastres ecológicos ha provocado.

Se trata del Argo Merchant, construido en 1953. Seguramente el único barco que ha sufrido todas las formas conocidas de desastre marítimo, hasta su deceso, en 1976.

Lo que es difícil de determinar es si todos esos desastres se debían exclusivamente al mal funcionamiento del barco o a los errores cometidos por sus gestores. Tal vez una mezcla explosiva de ambos.

La cuestión es que en 1967, el barco tardó 6 meses en llegar de Japón a América. Se incendió tres veces, tuvo que atracar cinco veces para hacer reparaciones y chocó contra un barco japonés. En los años siguientes, tuvo una avería en Curaçao, se encalló en Sicilia y hubo que arrastrarlo en Nueva York.

Stephen Pile nos cuenta más desastres del barco de marras en El libro de los fracasos heroicos:

En 1976 se le rompieron las calderas seis veces y tuvo que navegar en una ocasión con dos luces rojas para indicar que la tripulación no podía hacerse cargo del rumbo del barco porque le fallaban el timón y la maquinaria. Fue rechazo en Filadelfia, Boston y el Canal de Panamá. Para completar un año perfecto, encalló y acabó hundiéndose en Cape Cod soltando la mancha de petróleo más grande del país a las puertas de Massachusetts. Cuando encalló por última vez, el barco llevaba dieciocho horas “perdido”. La embarcación se había desviado dieciocho millas de la ruta y navegaba guiándose por las estrellas porque el equipo moderno se había roto. Lo que es más, el timonel indio no era capaz de leer la caligrafía griega que le indicaba el rumbo que debía seguir.
Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad